El obispo de Vescovío dice que faltan mecanismos para tener un mundo justo

  • Marcelo Sánchez asegura que debe haber un fondo mundial para el desarrollo de los pueblos

Comentarios 1

"Estamos frente al germen de la justicia: tenemos el deseo pero no los mecanismos para desarrollarla". Esta fue una de las conclusiones que lanzó ayer el obispo de Vescovío, Marcelo Sánchez, durante su conferencia Globalización: ¿justicia en potencia?, dentro de las Primeras Jornadas de Ética Social y Económica organizadas por CajaSur y la Diócesis. Sánchez alertó de que las leyes internaciones que nacieron tras el escenario de la II Guerra Mundial "no se han cumplido" y ha dado lugar a los episodios de pobreza. "Se han atribuido valores universales, pero no se han distribuido", dijo. El obispo apuntó además la necesidad de tener "un fondo económico mundial que vele por el desarrollo de los pueblos" y calificó a CajaSur como una entidad "que nació para hacer justicia". Por su parte, el obispo de Córdoba, Juan José Asenjo, recordó a Juan Pablo II, cuando ayer se cumplieron tres años de su muerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios