El número de parados se sitúa en 56.800 tras aumentar un 26,2%

  • La provincia mantiene una tasa de desempleo del 15,64%, cinco puntos superior a la media española · La Encuesta de Población Activa muestra que 11.800 cordobeses han perdido su empleo en tres meses

Comentarios 1

El mercado laboral de Córdoba, al igual que el de casi todas las provincias españolas, vivió un trimestre nefasto entre los meses de abril y junio, según se desprende de la Encuesta de Población Activa (EPA) que cada trimestre elabora el Instituto Nacional de Estadística. Y es que todos los indicadores, tanto los absolutos como los relativos, evidencian que la crisis económica que vive España se está traduciendo en el despido o la no renovación del contrato de miles de trabajadores cordobeses. La EPA revela en concreto que en el segundo trimestre del año fueron 11.800 las personas de la provincia que pasaron a engrosar las listas del paro, lo que supone un crecimiento del desempleo del 26,2% en tan corto espacio de tiempo y de un 18,3% si se comparan las cifras actuales con las de hace un año. Estos datos suponen además que la tasa del desempleo (que mide el porcentaje de parados entre la población activa) esté ahora en un 15,64%, cuando en junio de 2007 era del 13,67 y la media española es ahora del 10,44.

La contextualización de este índice con respecto al resto del país y de Andalucía arroja varias conclusiones, entre las que destaca que Córdoba es ahora mismo la séptima provincia española en lo que se refiere al índice de parados, tan sólo superada, y en este orden, por Granada (18,44), Cádiz (18,2), Almería (17,57), Las Palmas (17,12) y Málaga y Jaén (16,38). Dicho dato aleja a la provincia del último y penúltimo puesto que en numerosas ocasiones se ha ido alternando con Cádiz, pero a su vez desdibuja los datos de la última EPA, en los que Córdoba era la decimocuarta. En definitiva, lo que se puede entresacar de tal variación en este ranking es que el aumento del paro comenzó a notarse aquí más tarde que en el resto del país, pero que en el último trimestre esta tendencia ha cambiado y empiezan a advertirse datos muy similares a los de las provincias españolas más damnificadas por el paro.

El temor ahora es observar qué ocurrirá en los próximos trimestres, ya que una sucesión de nuevas subidas del desempleo a este mismo ritmo podrían colocar en una situación especialmente delicada a la economía cordobesa, que ha sido golpeada con dureza por la lacra del desempleo incluso en los tiempos más boyantes.

Los resultados de la encuesta también permiten sacar otra conclusión: que la subida del paro se está cebando ahora mismo más con las mujeres que con los hombres, al menos en lo que se refiere a los tres últimos meses. Y es que el paro femenino ha subido en el último trimestre un 34,29%, mientras que el masculino lo ha hecho en una cifra elevada pero no tanto: un 17,3%. Esta tendencia supone además un cambio respecto a lo que venía sucediendo desde que comenzaron a apreciarse los primeros síntomas de desaceleración económica, puesto que en esos compases iniciales de la crisis fueron los hombres los más castigados por el paro, y especialmente los que trabajaban en el sector de la construcción. Sea como sea, ahora mismo la tasa de paro masculina es del 11,29% mientras que la femenina se encuentra en el 22.

La tasa de actividad también sufrió como es lógico un descenso y ahora mismo es del 56,31%, cuando hace un año era del 54,77. El número global de trabajadores ocupados es ahora mismo de 303.400 en el conjunto de la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios