El número de 'ninis' desciende en Córdoba más de un 36% desde 2012

  • En la provincia hay registrados 26.500 jóvenes de 16 a 29 años que no estudian ni trabajan, un número similar al que había hace una década, cuando se contabilizaron 27.500

Varias personas entran en la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad de Córdoba. Varias personas entran en la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad de Córdoba.

Varias personas entran en la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad de Córdoba. / álex gallegos

El número de jóvenes de entre 16 y 29 años que ni estudian ni trabajan (ninis) en la provincia de Córdoba ha descendido un 36,60% desde 2012. Ese año el Instituto Nacional de Estadística (INE) registró 41.800 personas en esta situación, mientras que en el último trimestre de 2017 la cifra era de 26.500. Según esto, 15.300 jóvenes han comenzado a hacer una actividad, ya sea de tipo formacional o laboral, en los últimos cinco años.

La evolución apunta a una progresiva recuperación desde 2012 aunque en comparación con la última década los datos no son tan positivos. En 2008, con el inicio de la crisis, en Córdoba había 27.500 ninis, sólo mil más que a finales de 2017. La cifra fue en ascenso, de forma que en 2009 se contabilizaron 32.600, en 2010 eran 32.700 y en 2011 llegaron a 33.800. Tras alcanzar el punto más alto en 2012 (41.800), se inició un descenso progresivo de forma que en 2013 el INE registró 35.800, en 2014 había 32.700 ninis, en 2015 eran 30.800 y en 2016 bajaron hasta 28.900. En el cuarto trimestre de 2017 había en Córdoba 26.500 jóvenes en esta situación, lo que supone un descenso de 2.400 personas respecto a 2016, un 8,3% menos.

Córdoba terminó el pasado año con 100.000 desempleados, un 10% menos que en 2016

La reactivación económica es una posible causa para esta mejoría, pues se está creando empleo y algunos de estos jóvenes se han integrado en el mercado laboral. Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), Córdoba terminó 2017 con 100.000 personas desempleadas, mientras que justo un año antes había 111.300, lo que quiere decir que el número de parados bajó en 11.300 personas, un 10,15%.

También descendió el número de cordobeses que está en paro buscando su primer empleo al pasar de los 11.000 registrados por la EPA a finales de 2016 a los 10.500 de 2017, una bajada de más de un 4,5%. Respecto a los ocupados, crecieron hasta 270.400 trabajadores (un 1,24% más que en 2016, cuando había 267.100).

Aunque los datos generales son halagüeños, al colectivo de los jóvenes le está costando especialmente recuperarse. Según el Observatorio de la Juventud en España, que elabora el Injuve, son 15.075 los menores de 30 años que carecen de un trabajo en la provincia. En cuanto a la evolución del colectivo, el estudio muestra que en Córdoba se redujo el paro entre los jóvenes un 12,7% durante el último año. Eso quiere decir que en diciembre de 2016 había casi 17.300 desempleados menores de 30 años y que a lo largo de 2017 ese total bajó hasta esos 15.075. Córdoba es la segunda provincia andaluza con mayor porcentaje de parados jóvenes (sólo precedida por Jaén), con un 21,2%, lo que la sitúa por encima de la media de la comunidad autónoma, que es del 19,3%. Eso significa que uno de cada cinco desempleados cordobeses tiene entre 16 y 29 años. Ante esta situación, algunos optan por emigrar a otros países mientras que otra de las alternativas a la que en los últimos años se ha acogido un buen número de jóvenes es la vuelta a los estudios para completar o ampliar su formación.

Córdoba ha reducido notablemente su volumen de ninis en los últimos cinco años aunque sigue teniendo un gran número. En Andalucía hay 283.600 jóvenes de entre 16 y 29 años que ni estudian ni trabajan. La provincia que tiene un mayor número es Sevilla (54.800), seguida de Cádiz (50.300), Málaga (44.700), Almería (32.900), Granada (32.500), Córdoba (26.500), Huelva (22.500) y Jaén (21.500). En total, en España hay 1.079.400 ninis. Las dos primeras son, por razones obvias de población, Madrid (124.200) y Barcelona (97.300) y le siguen Valencia (62.900), Sevilla (54.800) y Cádiz (50.300).

Por otra parte, es significativo lo que ha ocurrido con las personas de esa franja de edad ocupadas y que a la vez desarrollaban unos estudios (sisis). En la provincia, en 2005 esa cifra era de 13.600 personas, en 2006 ascendió a 16.300 y en 2007 sumaban 18.800. En 2008 se produjo un acusado descenso que poco a poco ha ido agudizándose hasta el punto de que no hay datos concluyentes de los sisis cordobeses a partir del primer trimestre de 2014. Eso se debe a que la cifra es tan baja que el Instituto Nacional de Estadística advierte de que puede estar afectada por graves errores de muestreo. Así, en 2008 en Córdoba había 15.200 jóvenes que trabajaban a la vez que estudiaban, en 2009 eran 12.300, en 2010 se contabilizaron 10.900, en 2011 eran 9.500, en 2012 bajaron hasta los 7.100 y en 2013 hubo una leve recuperación hasta los 8.000. En el primer trimestre de 2014 eran 8.200.

Esto ha ido acompañado de un descenso en el número de jóvenes que cursan estudios, reglados o no. De los 154.600 de 2005 se ha pasado a 123.000 en 2017; es decir, un 20,44% menos. La bajada ha sido progresiva, de forma que ahora hay 31.600 personas de entre 16 y 29 años estudiando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios