El número de cremaciones se multiplica por dos en cuatro años

  • Cecosam autoriza un nuevo modelo de ataúd para abaratar las incineraciones

Los ritos funerarios en la capital cordobesa están cambiando a un ritmo acelerado. La cremación se abre paso de forma patente a la hora de decidir el modo de despedir los restos de los seres queridos. Así quedó reflejado ayer en el transcurso del consejo de administración de la empresa municipal Cementerios de Córdoba (Cecosam).

Según señaló al término de esta reunión el presidente de esta sociedad municipal, Alfonso Igualada, de los 1.739 fallecidos este año en la capital desde el 1 de enero al 1 de octubre, el 45,37% de los mismos pasaron por el horno crematorio, mientras este porcentaje, hace tan sólo cuatro años, era de sólo el 20%. Igualada subrayó que este hecho se puede deber a una concienciación creciente de los cordobeses de que este sistema es más higiénico y más barato que la inhumación tradicional. Además, tampoco entra en contradicción con el sentimiento religioso de la mayoría de la población. Por contra, el enterramiento, ya sea en panteón o en bovedilla, reduce su porcentaje y se sitúa en los nueve primeros meses de este año en un 54,63%. El presidente de Cecosam señaló que fue entre los años 2003 y 2004 cuando el número de cremaciones cobró fuerza entre los cordobeses, configurándose como una alternativa a los enterramientos. En Málaga, por ejemplo, las incineraciones superan ya el 50% de los casos.

Por otra parte, este órgano de gobierno de Cecosam reformó algunos artículos de su reglamento para adaptarlo al de Policía Sanitaria y Mortuoria de la Junta de Andalucía. En concreto, esta modificación permite en uso de un doble ataúd en el caso de las cremaciones, por lo que sólo entraría en el horno el interior, mientras que el exterior sólo serviría para el velatorio y las honras fúnebres, si las hubiera. De este modo, sólo se abonaría uno de los féretros, mientras que el otro sería de alquiler, por lo que se reducen los costes del funeral.

Por otra parte, Cecosam dio un paso más dentro del proceso de mejora de los cementerios históricos de la ciudad, como son los de la Salud y San Rafael. En los últimos años está realizado una serie de mejoras en los mismos para preservar sus valores y mejorar el aspecto de los mismos, para que el abandono no sea patente a las personas que acuden a los mismos para visitar a sus difuntos. En la reunión de ayer se acordó la adjudicación a una de las tres empresas presentadas para la urbanización de la zona seis en el cementerio de San Rafael. La empresa General de Estudios y Proyectos se encargará de la mejora de esta parte del camposanto por un presupuesto que ronda los 161.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios