Dos mujeres exculpan a un acusado de obligarlas a prostituirse

  • El encartado niega los cargos y responsabiliza a su padre, que le retiró el pasaporte

Dos mujeres exculparon ayer a un ciudadano rumano -I. C. T.- que se enfrenta a 48 años de cárcel por varios delitos de prostitución y coacciones. Según el fiscal, el individuo contactó con ocho mujeres en su país y las trajo a España con la promesa de ofrecerles la posibilidad de obtener un trabajo digno, aunque la realidad era muy distinta, pues el futuro de las chicas estaba en un club de alterne de Peñarroya.

"Me obligaba a prostituirme su padre, no él", aseguró una de las supuestas víctimas, que relató que el procesado convivía con ellas y también tenía retirado el pasaporte. "Su padre no nos dejaba salir. Las chicas tenían miedo, pero era por el padre. A él también le pegó una vez, porque intentó defendernos", aseguró la joven. Otra mujer que declaró como testigo se expresó en los mismos términos.

I. C. T., por su parte, relató que desconocía a qué se dedicaba su padre hasta que llegó a España, pues pensaba que era propietario de un restaurante. "Mi padre también me retiró el pasaporte, como a ellas", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios