Las mujeres empresarias reclaman más ayudas ante la crisis económica

  • El 13% de las trabajadoras tiene sus propios negocios, que están relacionados sobre todo con actividades del sector servicios, como el comercio o la hostelería

Comentarios 2

Las mujeres son el colectivo más perjudicado en el terreno laboral. A la tradicional desigualdad que siempre ha habido entre sexos, hay que añadir las circunstancias excepcionales de la crisis económica que está afectando al sector empresarial. Por ello, mujeres empresarias de toda España pidieron ayer que se incremente el apoyo por parte de las instituciones y que se adapten los programas "a las circunstancias actuales", en relación a la economía. En una reunión que mantuvo ayer la Comisión Mujer-Empresa del Consejo Superior de Cámaras, el colectivo dijo que se debe mejorar también "la figura de la mujer empresaria" para incrementar el número de emprendedoras que se decide a montar su propio negocio.

En España, un total de 1.087.000 mujeres trabajadoras son empresarias, lo que representa el 13% del empleo femenino. Presentan un doble perfil: por un lado, las jóvenes universitarias con un modelo empresarial definido y, por otro, las autónomas que se dedican a la hostelería o el comercio. De todas las empresarias, el 60% son trabajadoras independientes, autónomas sin asalariados; el 24% tienen asalariados a su cargo y sólo el 2% restante pertenece a cooperativas o son socias trabajadoras de una sociedad laboral.

La mayoría del colectivo femenino se dedica al sector servicios (el 80%), principalmente en las ramas de comercio, servicios a las empresas y hostelería y restauración. En cuanto al perfil de la mujer empresaria, no se han detectado unas características homogéneas, pero suelen responder a dos figuras representativas. Por un lado se encuentran las trabajadoras independientes, que emprenden "por necesidad" en el comercio, la hostelería u otras actividades de servicios personales. Estas mujeres trabajan un "número importante" de horas y llevan su negocio bajo el modelo de autoempleo. Por el contrario, el segundo perfil responde a las empleadoras que reúnen a mujeres jóvenes, con formación universitaria, que emprende por oportunidad y dirige su negocio bajo un "modelo empresarial" previamente definido. Otra de las conclusiones a las que se llegó en el encuentro fue la incorporación al empresariado femenino de un nuevo perfil de mujeres, más jóvenes, y que se dedican a prestar servicio a las empresas, frente al modelo tradicional .

Al encuentro asistió la delegada del Gobierno de la Junta en Córdoba, Isabel Ambrosio, quien destacó el "espíritu emprendedor" de las mujeres, que ha supuesto que el número de empresas dirigidas por éstas, sea mayor que la media europea. Por su parte, la alcaldesa, Rosa Aguilar, resaltó la necesidad de que tengan "todo el apoyo necesario" por parte de la sociedad y las administraciones para poner en marcha sus actividades empresariales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios