Las muertes en carretera bajan un 9% en 2007 aunque hay más accidentes

  • Las vías de la provincia fueron escenario el pasado año de 45 siniestros, en los que perdieron la vida 49 personas, cinco menos que durante el ejercicio anterior

La aprobación del permiso de conducir por puntos y la entrada en vigor de la reforma del Código Penal que considera delito las infracciones de tráfico parecen haber concienciado a los conductores para mejorar la atención en la carretera. Según los datos hechos públicos ayer por la Dirección General de Tráfico (DGT), a lo largo del año pasado los fallecimientos en accidente de tráfico disminuyeron en Córdoba un 9,3 por ciento, al pasar de 54 víctimas mortales en 2006 a 49. Se trata, sin embargo, de una disminución por debajo de la media de la comunidad autónoma, donde las víctimas mortales del asfalto disminuyeron un 15,9 por ciento en sólo un año.

La provincia donde este descenso fue mayor es Almería, con una caída del 43,3 por ciento. Le siguieron Granada -un 34,1 por ciento de decesos-, Málaga -un 24,4 por ciento- y Huelva -un 23,6 por ciento-. La Dirección General de Tráfico destaca la situación de tres provincias que rompiron la tónica general, pues se contabilizaron más víctimas mortales que en 2006. Se trata de Jaén -los fallecimientos subieron un 19,6 por ciento-, Sevilla -con seis muertes más- y Cádiz -con un fallecido más que en 2006-. En relación al ámbito nacional, Andalucía es la Comunidad Autónoma donde más se ha reducido en términos absolutos el número de fallecidos, ya que se contabilizaron 90 menos que en 2006. En total, las carreteras andaluzas se cobraron la vida de 475 personas en 2007, mientras que en el año anterior fueron 565.

La estadística de la DGT también detalla el número de accidentes registrados por provincias, un balance en el que los resultados de Córdoba no son esperanzadores. Y es que frente al descenso medio de 13 puntos respeto al año 2006, la siniestralidad en Córdoba ha sufrido un aumento del 4,7 por ciento, al pasar de 43 a 45 accidentes. Almería, de nuevo, encabeza la estadística en positivo, pues los siniestros disminuyeron un 43,1 por ciento. En el extremo opuesto se encuentra Jaén, con una subida del diez por ciento. En Huelva, se repitieron los datos de 2006 -un total de 39 siniestros-. La DGT contabilizó 423 accidentes en Andalucía, 68 menos que en 2006.

El balance de Tráfico llama la atención sobre el hecho de que en Andalucía el 36 por ciento de las víctimas mortales no llevaba abrochado el cinturón, una mala práctica que se eleva al 69 por ciento de las ocasiones en el caso de los heridos de levedad. Las salidas de vía, asociadas al exceso de velocidad, fueron la causa del accidente el 42 por ciento de las veces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios