Las muertes en accidentes de tráfico caen un 43% desde la reforma penal

  • Los siniestros de circulación con fallecidos diminuyen en la provincia por quinto año consecutivo, por encima de la media andaluza · Las distracciones y el exceso de velocidad son las principales causas

Comentarios 1

La entrada en vigor del permiso de conducir por puntos y, sobre todo, la reforma del Código Penal para endurecer los delitos de tráfico han tenido una consecuencia directa en la seguridad en las carreteras. Según la información facilitada ayer por la Subdelegación del Gobierno, los accidentes con víctimas mortales han descendido un 44% en los últimos 12 meses en la provincia, lo que supone el quinto año consecutivo con una disminución significativa de los siniestros.

En total, frente a los 47 accidentes mortales de 2007, las carreteras de Córdoba han registrado 26 siniestros con fallecidos desde el mes de diciembre del año pasado, cuando entró en vigor la reforma del Código Penal que consideró delitos lo que hasta entonces eran meras infracciones administrativas. La reforma legislativa -con penas de cárcel y multas elevadas- terminó por convencer a los conductores, que por fin levantaron el pie del acelerador, se lo pensaron dos veces antes de responder al móvil al volante y evitaron circular con una copa de más. De esta manera, las muertes sobre el asfalto cayeron un 43%, al pasar de 51 fallecidos en 2007 a 29 este año, según detalló ayer el responsable provincial de la Dirección General de Tráfico (DGT), Ramiro Marcello.

"Conforme pasan los años, ocurre como con las marcas de los atletas, que cada vez son más difíciles de batir", comparó Marcello. Las últimas reformas legislativas también han conseguido disminuir los siniestros no mortales, que han pasado de 763 a 644 (un 15% menos). Al mismo tiempo, la cifra de heridos leves ha caído un 13% -al pasar de 1.022 a 890- y la de heridos graves, un 14% -de 218 a 186. Marcello explicó que las distracciones unidas al exceso de velocidad son el motivo de más de la mitad de todos los accidentes con víctimas, aunque la incidencia del alcohol en la conducción también es un factor habitual. En concreto, entre el 30 y el 35% de los fallecidos en la carretera presentaban una tasa elevada de alcoholemia, precisó el jefe provincial de Tráfico.

La Subdelegación tildó de "históricas" las cifras de la siniestralidad y subrayó que "para ver datos tan bajos habría que retroceder muchos años", y ello a pesar del aumento del parque de vehículos. La disminución es, además, mayor que en el resto de la Comunidad autónoma, donde los siniestros mortales han disminuido un 20% en el último año. "Sin el eco y la ayuda de toda la ciudadanía, no habríamos tenido estos resultados", agradeció la Subdelegación de Córdoba.

Los esfuerzos del Ejecutivo central por cortar el goteo de muertes en la carretera continuarán en los próximos meses. Marcello recordó que el Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes un proyecto de ley para mejorar el proceso sancionador. "Pretendemos que los infractores peligrosos sepan cuanto antes que han perdido sus puntos para que tomen conciencia de lo que han hecho", dijo el jefe de Tráfico. El proyecto contempla una reducción del 40% de la cuantía de la multa en el caso e incluso una diminución del período de suspensión del permiso en caso de que el conductor reconozca los hechos y confirme su intención de no recurrir. "Hay muchos procedimientos que se dilatan más de lo necesario", concluyó Marcello, quien avanzó que los ayuntamientos unificarán las sanciones a los conductores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios