cruz conde 12

En modo electoral

  • Política. Los partidos engrasan la maquinaria para hacer frente a las citas electorales con la confluencia de IU y Podemos como gran incógnita y el resto de nombres más o menos claros

Un colegio electoral en los comicios locales de 2015. Un colegio electoral en los comicios locales de 2015.

Un colegio electoral en los comicios locales de 2015. / el día

En lo que llevamos de enero hemos visto ya más de una encuesta electoral. Unos hipotéticos resultados con Ciudadanos a la cabeza en unos comicios generales, el PSOE liderando de nuevo unas elecciones en Andalucía y un Podemos a la baja en ambas. Quedan todavía muchas encuestas, muchísimas, las que se publiquen y las que no, pero ningún partido escapa a elaborar sus propias consultas, aunque en la mayoría de los casos no las muestren en público. Lo que es cierto es que el personal empieza a ponerse nervioso o, al menos, alerta en este inicio de año que, ya lo hemos dicho más de una vez, es clave para las citas electorales que vienen.

Esta misma semana dábamos cuenta de la puesta en marcha de la maquinaria electoral en dos formaciones, PP e IU, que son los que escenificaron de manera más pública, pero los fogones están a pleno rendimiento en todas las formaciones. Empezando por estos mismos, los populares ya han dicho que en este trimestre tendrán a todos sus candidatos nombrados. Pocas dudas hay de que en la capital será José María Bellido, el único que hasta el momento ha mostrado su intención de serlo. Tanto él como el presidente del partido, Adolfo Molina, han asegurado que "hay banquillo" como anticipo a si alguien se sale del tiesto como pasó con el proceso para suceder a Nieto, aunque la realidad es que no hay tanto. Bellido es un magnífico gestor, pero hay algunas dudas de su perfil como candidato, que es otra cosa. La designación de las capitales de provincia depende directamente de la dirección nacional y no hay que olvidar que hay algunos o algunas populares cordobeses muy bien relacionados con la cúpula. ¿Habrá sorpresa? Seguramente no, pero queda poco para saberlo.

El PSOE no se puede permitir repetir una lista que responda a cuotas de partido

En el PP llevan tiempo en modo electoral con las redes como gran aliado y conscientes de que del PSOE errático del principio ya no queda tanto. Si a los socialistas le sale bien todo lo que tienen pensado tendrán mucho ganado. La memoria del elector, ya se sabe, es muy corta y el No me toques San Rafael quedará en nada si empiezan a concluirse los proyectos en cartera. La mayoría del PP, sí, pero a ver cómo explican eso.

En el PSOE, ya lo hemos dicho, la candidatura de Isabel Ambrosio está clara. Lógicamente no tendría sentido que fuera otra persona. Los problemas en el seno socialista llegarían con los nombres de la lista, sobre todo desde que la renovación de las agrupaciones locales no ha salido también como quería Ambrosio. El PSOE pagó caro la primera parte del mandato haber confeccionado una lista que respondía a compromisos y cuotas de partido, por lo que no se puede permitir algo así de nuevo. Con un Emilio Aumente autodescartado para continuar en Capitulares en 2019 tienen mucho trabajo por delante.

IU también dará comienzo en febrero su proceso para generar confluencias, que pasan por repetir el pacto Unidos Podemos a nivel local. La cosa traerá su miga, ya verán, porque hay muchas voces en la formación morada que no consentirán una candidatura liderada por Pedro García, por muy primer teniente de alcalde que sea. García, precisamente, ha dicho que lo importante no son los nombres, pero no hay que engañarse, claro que lo son. Y mientras que en Podemos no quieren candidato de IU, en la federación de izquierdas, con toda la razón, reclaman su papel histórico en Córdoba. Habrá que ver la evolución de este proceso y por qué se decanta Ganemos, que ha defendido a bombo y platillo su independencia de Podemos desde que llegaron a Capitulares.

Ciudadanos llevará como candidato a David Dorado y ya hay encuestas que le dan cinco concejales en Córdoba. Todo habría que verlo pero lo cierto es que, por el momento, la representación cordobesa, salvo excepciones, no ha ido en consonancia con la imagen de Ciudadanos y el efecto Albert Rivera no es suficiente para mantener o mejorar unos resultados electorales.

En UCOR, ya lo hemos dicho, hay pocas previsiones de repetir, aunque lo que habría que ver es si veremos a Rafael Serrano en otro de los partidos de la bancada de la oposición. Tiempo al tiempo. Entramos en modo electoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios