Los médicos muestran hoy con una huelga su desagrado por los recortes

  • El sindicato denuncia "unos servicios mínimos abusivos" del 100% en áreas clave

Comentarios 4

Los médicos cordobeses del Servicio Andaluz de Salud (SAS) llevarán a cabo hoy un paro laboral "en contra de la política de recortes de la Junta de Andalucía sobre el Sistema Sanitario Público Andaluz y específicamente sobre el trato tan discriminatorio que se está dispensando" a sus profesionales, según el Sindicato Médico de Córdoba (Simec).

La huelga afectará al hospital Reina Sofía, el hospital provincial y a todos los centros de atención primaria cuyos facultativos quieran adherirse a ella.

Los servicios mínimos serán del 100% en urgencias tanto en el hospital como en atención primaria. Las patologías urgentes también contarán con toda su plantilla, así como la UCI, las unidades coronarias, partos, personas hospitalizadas cuya vida corra riesgo, radioterapia, hemodiálisis o intervenciones quirúrgicas urgentes.

Para los casos de atención primaria que no son prioritarios, en general habrá unos servicios mínimos del 40%, dependiendo de la plantilla de cada centro de salud o consultorio.

El Sindicato Médico califica estos servicios de "abusivos" y tilda la actitud de la Consejería de Salud de "antidemocrática" ya que "no hace sólo oídos sordos al clamor e indignación de los profesionales, sino que ha decidido, en esta ocasión, tomar parte activa en el boicot a las legítimas acciones reivindicativas" estableciendo unas atenciones mínimas "auténticamente desmesuradas que en la práctica significará la imposibilidad legal de una participación reveladora en la huelga convocada".

El sindicato no entiende la actitud de la Junta ya que las características de la huelga alternante que ha propuesto supone una jornada de paro en cada centro cada 45 días por lo que, "salvo la atención a Urgencias debidamente garantizada, no conlleva ningún daño irreversible que no puedan asumir los centros".

Esta convocatoria es una continuidad de la huelga del pasado día 23 de octubre "ante la negativa de la Consejería de Salud a abrir una vía de diálogo con los profesionales que permitiera habilitar fórmulas de consenso y compromiso mutuo".

Por su parte, la delegada de Salud de la Junta de Andalucía, María Isabel Baena, manifestó que estos servicios mínimos son los "acordados por el propio sindicato" y su postura es de "absoluto respeto a los profesionales y sindicatos que convocan una huelga".

No obstante matizó que no es verdad que haya habido una falta de diálogo del SAS con el Sindicato Médico. "El SAS hasta en nueve ocasiones ha desarrollado mesas sectoriales -que son el órgano de participación sindical- y no ha sido posible entrar en ningún tipo de negociación con el Sindicato Médico", incidió Baena.

La delegada expuso que el sector médico convoca la huelga por la aplicación de las 37,5 horas y cómo está aplicando esta medida en el SAS, sin embargo, "ésta es una instrucción elaborada por el Gobierno central, una norma que el Ejecutivo de Rajoy pone en marcha como una medida económica ante la situación que el país está atravesando". Baena añadió que "no hemos escuchado en ningún momento quejarse al Sindicato Médico contra el Gobierno central de la aplicación de esta norma", por lo que "pareciéndonos legítima la huelga", la administración autonómica cree que "tiene una connotación política importante".

Baena aclaró que la forma de aplicarla del SAS pretende "evitar despidos masivos" porque "hablamos de más de 100.000 trabajadores y tendríamos que haber puesto en la calle a uno de cada cuatro, entre 7.000 y 8.000 personas". La delegada concluyó que a pesar de las discrepancias "tenemos que tener la mano abierta al diálogo porque tenemos que seguir caminando y defendiendo el sistema sanitario público".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios