movilidad

Las manzanas de las discordias

  • El Ayuntamiento plantea a "corto plazo" peatonalizar parte de la zona comercial de Ciudad Jardín, lo que ha levantado oposición vecinal, una iniciativa contemplada también para otros barrios

Detalle de parte de la calle Antonio Maura, una de las arterias comerciales principales de Ciudad Jardín que el Ayuntamiento pretende convertir en vía peatonalizada "a corto plazo". Detalle de parte de la calle Antonio Maura, una de las arterias comerciales principales de Ciudad Jardín que el Ayuntamiento pretende convertir en vía peatonalizada "a corto plazo".

Detalle de parte de la calle Antonio Maura, una de las arterias comerciales principales de Ciudad Jardín que el Ayuntamiento pretende convertir en vía peatonalizada "a corto plazo". / Juan Ayala

Comentarios 1

El pasado martes 13 los grupos que componen el cogobierno municipal -PSOE e IU- sacaron adelante en solitario en Pleno, junto con el grupo con el que tienen suscrito el pacto de gobernabilidad -Ganemos-, una moción en la que se proponía un plan integral para modernizar Ciudad Jardín. Hay quien ve en esa improvisada moción -que venía a enmendar a una anterior del PSOE que a su vez se oponía a otra que presentó el PP- un movimiento de ficha preelectoral, entre otras cosas porque incluía pocas medidas concretas a realizar a excepción de la peatonalización de la calle Antonio Maura "a corto plazo". De hecho, tanto los grupos de la oposición como vecinos y comerciantes del barrio defienden que el plan está diseñado simplemente para la peatonalización, dado que no incluye ni plazos de actuación ni presupuesto, aunque desde el equipo de gobierno se insiste que todo ello se consensuará con el Consejo de Distrito.

La peatonalización de Ciudad Jardín, bendecida por la Federación del Comercio Córdoba, se extiende por el eje Antonio Maura-Costa Sol y Alcalde Sanz Noguer y ha provocado el rechazo inmediato "tanto de vecinos, como de comerciantes de Ciudad Jardín; y no de unos pocos, sino de muchísimos", relata Manuel Sarmiento, quien junto a otros habitantes del barrio llevan recogidas ya más de 3.000 firmas contra esa peatonalización, "que sólo defiende Comercio Córdoba", apostilla. "Le puedo decir -relata mostrando las firmas que llevan recogidas- que, por ejemplo, en la calle Antonio Maura hay 22 establecimientos comerciales y bares que están en contra de la peatonalización, por tan sólo seis a favor; en la calle Maestro Priego López sólo hay tres a favor; en la calle Damasco hay 22 en contra y ninguno a favor; y en la calle Alcalde Velasco Navarro, todos están en contra menos dos...". Uno de los que está a favor en esta última calle es Ramón Luque, dueño de la floristería que lleva su nombre y mandatario del Centro Comercial Abierto. Luque, al igual que otros comerciantes que secundan su postura prefieren no hablar del asunto y remiten a Comercio Córdoba. Curiosamente, nada tienen que ver los datos que baraja la federación con los que barajan los vecinos y comerciantes que están en contra. Estos últimos defiende que la oposición en el barrio al proyecto es de "una media del 90%", destaca Sarmiento, mientras que Comercio Córdoba insiste en que el 70% del comercio de cercanía apoya esa iniciativa.

"Un estudio del Centro Comercio Abierto Ciudad Jardín concluye que el apoyo que de principio recoge esta iniciativa está 18 puntos por encima de la opinión favorable que mostró el comercio de cercanía del conjunto de la zona cuando una encuesta de la Federación Provincial del Comercio Comercio Córdoba preguntó en septiembre de 2013 por esta cuestión", defienden desde la entidad en un comunicado. "Entonces, el 52% era favorable a la peatonalización, sólo un 9,5% se mostró abiertamente en contra y para cerca del 40% le era indiferente la posibilidad de que se acometieron iniciativas de peatonalización en el barrio", añaden. En ese comunicado, la federación insiste en que "si bien la opinión mayoritaria del comercio de cercanía es favorable a la peatonalización, los responsables de los establecimientos plantean tres cuestiones que consideran que deben resolverse antes de acometer cualquier medida; la concreción de la duración de las obras, la habilitación de aparcamientos alternativos y la disposición de zonas de carga y descarga o de horario determinados para que éstas se puedan llevar a cabo en las vías peatonalizadas".

A escasos metros de la floristería de Ramón Luque se encuentra la tienda de Juan Castillero -Dilca-, quien considera la peatonalización "inviable para el pequeño comercio, porque se le impediría a quien quiera venir a comprar entrar en coche; quedaríamos aislados y los únicos que se beneficiarían de la medida serían los bares". "Si quitan entradas para acceder al barrio, quitan entradas para que nos compren", insiste. Castillero habla "con conocimiento de causa". "No sé si será por las peatonalizaciones, pero seguro que tuvieron algo que ver para que, en el Centro, en Cruz Conde, más de 12 locales de negocios cerraran y, en mi caso, tras la peatonalización de la calle Capitulares me vi obligado a cerrar una peluquería y una tienda porque la clientela bajó estrepitosamente", puntualizó. "Sorprende además esa defensa férrea que dice hacer Comercio Córdoba del comercio de cercanía con medidas como esta, cuando deja desprotegido a ese comercio de cercanía, por ejemplo, al fomentar las compras por internet en su Facebook", lamenta Castillero, quien recoge también firmas contra la medida.

Y es que, según Sarmiento, vecinos y comerciantes defienden, entre otras cosas, que esa propuesta de peatonalización del eje Antonio Maura-Costa del Sol-Alcalde Sanz Noguer "no obedece a ninguna demanda de la ciudadanía o colectivo social". Destaca que se perderán "muchísimas más plazas de aparcamiento de las que dicen" y que se pierde la recirculación interior del barrio. También que los comercios se verían seriamente perjudicados, entre otros motivos, por "la imposibilidad de llegar los vehículos de suministro" y augura que "poco a poco el comercio vecinal iría desapareciendo". "Las zonas peatonalizadas son mayoritariamente ocupadas por franquicias en detrimento del comercio de barrio. Todos sabemos que las franquicias ofrecen menor empleo y más precario", puntualiza. Sarmiento insiste en que el barrio tiene otras necesidades urbanísticas urgentes, además de una necesidad de mayor iluminación en algunos puntos.

Pero en los últimos años no sólo desde el Ayuntamiento se ha hablado de peatonalizar Ciudad Jardín, también otras importantes zonas comerciales de la ciudad como La Viñuela y Santa Rosa. "En nuestro caso, bien planificado entre vecinos y comerciantes, sería buena la peatonalización de la avenida de la Viñuela y la semipeatonalización de la avenida Jesús Rescatado", detalla el presidente del Centro Comercial Abierto (CCA) La Viñuela, Manuel Calvo. "Porque, peatonalizar Jesús Rescatado sería una locura, es una vía con mucho tránsito de entrada de coches y con una línea de autobús, el 4, que dejaría de pasar por ella", sentencia. No obstante, Calvo insiste en que su zona comercial la necesidad urbanística y de movilidad más acuciante que tiene es la de la creación de aparcamientos, "además de un alumbrado que mejore la iluminación y alguna zona que otra en la que se echa de menos un asfaltado nuevo". Él defiende que en la zona del cementerio de San Rafael, por ejemplo, saldrían unas 300 plazas. "Sé que eso es privado, pero sería cuestión de que el Ayuntamiento buscará fórmulas", reitera, a la par que recuerda aquel proyecto de parking subterráneo que el Consistorio barajó "en la zona del parque de los Teletubbies". "Este es un barrio en el que se ha hecho poca inversión y ya es necesaria", relata. Todo ello cuando los niveles de ocupación de locales comerciales en el Centro Comercial Abierto La Viñuela, han crecido de forma considerable en los últimos dos años y ya se sitúan en los niveles de antes de la crisis económica que comenzó en el año 2007.

Calvo asegura que un 90% de los espacios disponibles "están vendidos o alquilados y funcionando", lo que valora como "una importante noticia para un área comercial que se consolida día a día como referente del comercio tradicional cordobés". El presidente del CCA Viñuela señala que en contra de lo ocurrido en otras zonas de la ciudad, aquí no se han instalado franquicias y eso dota a La Viñuela de un perfil de comercio local o de cercanía que "desgraciadamente va desapareciendo en otros barrios". E insiste en que "las peatonalizaciones, tanto para Ciudad Jardín, como para nuestra zona, pueden ser buenas tanto para el comercio como para los vecinos".

Igual mutismo que existe a la hora de pronunciarse por parte del comercio a favor de la peatonalización en Ciudad Jardín existe en Santa Rosa / Valdeolleros. Este periódico ha intentado en reiteradas ocasiones ponerse en contacto para hablar del asunto con el presidente de su centro comercial abierto, Rafael Ballesteros, sin conseguirlo. Quien sí se ha pronunciado al respecto ha sido Antonio Toledano, de la Asociación de Vecinos San Acisclo y Santa Victoria de Valdeolleros y presidente de la Federación de Vecinos Al-Zahara, quien insiste en que toda peatonalización debe ser consensuada con los consejos de distrito y las asociaciones de vecinos. "Nunca debe ser impuesta; debe partir de la necesidad de los vecinos y no de la necesidad de los sectores económicos, debe beneficiar también a los vecinos y no sólo al comercio", sentencia. Toledano recuerda que en Valdeolleros ya se rechazó una iniciativa de peatonalización en una zona que afectaba a Almogávares "porque no estaba consensuada; además, no se daban soluciones de movilidad y la zona azul planteada no iba a suponer esa rotación de vehículos que decían". "No estamos en contra de la peatonalización, pero consensuada y que no sólo beneficie al comercio y a las terrazas de los bares", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios