Una manera muy particular de comprender la música

  • Un saxofonista cordobés de 23 años participará el lunes 21 en la final del programa 'Tienes talento' con una composición propial proyectos Los videojuegos, la ciencia ficción y las bandas sonoras se entremezclan en la cabeza de Pedro Rafael García para materializar obras como 'OVNI', un diálogo entre un humano y un extraterrestre.

Pedro Rafael García -alias Pedro Saxo- se subirá el próximo lunes 21 de abril al escenario del programa de televisión Tienes talento, que emite Cuatro, para demostrar que la música contemporánea no está reñida con las altas audiencias. A sus 23 años, este joven estudiante de saxofón ha conseguido colar en el prime time de la parrilla televisiva -una franja horaria que suele estar reservada a las series y a programas de telerrealidad- con sus propias composiciones de música concreta, alejadas de las melodías que imperan en la radiofórmula y en las listas de éxitos. "No me inspiro en nadie, porque hay muy pocos saxofonistas famosos. Mi música tiene como influencia los videojuegos, el cine y las bandas sonoras", describe este joven vecino de la calle Estrella Altair, junto al Hospital Militar, que se muestra titubeante al intentar explicar a qué suenan sus obras.

Para ahorrar descripciones, lo más útil es recurrir a Youtube, donde puede escucharse, por ejemplo, su obra OVNI, que interpretó en uno de los casting. "Hago de humano y de extraterrestre, tocando el saxo e interpretando con voz al mismo tiempo", describe. El jurado -compuesto por la actriz Natalia Millán, el popular músico Miqui Puig, cantante del grupo Los Sencillos, y el director de orquesta Josep Vicent- reconoció las dificultades técnicas de la interpretación y le dieron un billete para la siguiente fase.

Así, poco a poco, casting tras casting, interpretación tras interpretación, Pedro Rafael García ha conseguido llegar a la final y tendrá que competir con otras nueve propuestas por un premio de 150.0000 euros: "Mi música creó controversia porque me dijeron loco, pero estoy acostumbrado a ese calificativo desde que tengo 10 años. Pensaban que era un friky más, la gente no paraba de reír y cuando dejé de tocar me quedé muy serio. El jurado me dijo que tocara el saxofón a la manera habitual, y lo hice", recuerda este estudiante de tercer curso de Grado Superior de Música.

Su encuentro con el saxofón fue casual: "Yo lo que quería hacer era cantar o tocar el violín. Al matricularme en el conservatorio con 10 años, puse el violín como primera opción y como segunda, el clarinete". La casualidad lo llevó, finalmente, a convertirse en un virtuoso de su tercera opción, el saxo: "Al ser un instrumento muy joven, que se creó en 1840, es muy adecuado para interpretar sonidos y ritmos diferentes. Además, mi personalidad se adapta a este instrumento", confiesa este aficionado a la ciencia ficción y a las videoconsolas. El resultado de sus estudios es música para disfrutar en directo, una peculiar interpretación de la ciencia ficción que, difícilmente, puede plasmarse en disco compacto, reconoce su autor.

La casualidad también tuvo mucho que ver en su llegada al concurso: "Estaba fregando los platos y un compañero de piso vio el anuncio del casting en la televisión y me animó a presentarse. Era una de las pocas personas que sabía que yo escribía música", recuerda. García superó el precasting en Sevilla, la segunda prueba y, por último, la seminifinal en el plató de televisión, tras dejar atrás a más de 7.000 contrincantes. Para alzarse con el suculento premio económico y con el título de persona más talentosa de España, sin embargo, todavía tiene que pasar la prueba más dura, donde se enfrentará, entre otros, a un virtuoso del violín, un contratenor, un chelista, un bailarín, un cantaor de flamenco y un dúo de humorista. La elección queda en manos del público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios