Más de 400 madres han donado este año el cordón umbilical de sus hijos

  • El Hospital Reina Sofía es el encargado de realizar las extracciones y mandarlas al banco de Málaga · La mayoría de las madres no saben con exactitud las funciones y posibilidades de esta opción

Desde que los Príncipes de Asturias hicieran público en 2005 que habían guardado células del cordón umbilical de la Infanta Leonor en un centro privado de Estados Unidos con el fin de utilizarlas en un futuro en caso de que ésta enfermara, el interés social por esta alternativa terapéutica se ha disparado en toda España. Sin embargo, la legislación norteamericana difiere de la nacional y de la regional, y la Junta de Andalucía sólo permite extracciones de donaciones altruistas y no para un uso privado -lo que recibe el nombre de autólogo- como hicieron Don Felipe y Doña Letizia tras el nacimiento de sus dos hijas.

La coordinadora del programa de donación de sangre de cordón umbilical del Hospital Universitario Reina Sofía, la doctora Pilar Jimena, apuntó a el Día que en lo que va de año 420 mujeres han donado de forma voluntaria y altruista este material hematopoyético -capaz de autorreproducirse y formar nuevos tejidos- procedente del parto.

Con anterioridad a que la Consejería de Salud autorizara esta práctica al centro cordobés, en abril de 2006, los únicos hospitales andaluces acreditados eran el Virgen de la Victoria y el Carlos Haya de Málaga, la capital andaluza donde está situada el Banco de Cordón Umbilical de la comunidad. En la actualidad, esta unidad dispone de más de 5.000 muestras almacenadas, aunque el objetivo es alcanzar las 18.000 en el plazo de dos años, lo que permitirá mejorar las posibilidades de encontrar un donante idóneo y, por lo tanto, curar enfermedades. En cualquier caso, existe una red a nivel mundial que aglutina al conjunto de bancos de estas características -tanto públicos como de iniciativa privada- para dar respuesta a todas las necesidades.

El centro de Málaga, el segundo de España en volumen de reservas, se encarga de medir la calidad de la sangre que llega a las instalaciones procedentes de toda Andalucía. Una vez que se ha comprobado que la cantidad de la extracción es la adecuada y que contiene el número necesario de células para un futuro uso, -lo que a nivel médico recibe el nombre de celularidad- se procesa para medir el grado de compatibilidad con posibles pacientes y se almacena en cámaras frigoríficas. De hecho, sólo el 60 por ciento de las extracciones que llegan a los bancos son válidas y se guardan finalmente.

La doctora Jimena insistió en el carácter altruista de la donación y nunca para un uso propio, pues en el caso de las enfermedades congénitas "no tendría ninguna utilidad" porque las células madre también son portadoras del defecto causante de la enfermedad que se pretende curar, fundamentalmente leucemias infantiles y linfomas. La información sobre el nuevo servicio hospitalario empieza en el embarazo y se prolonga hasta después del parto.

La doctora Jimena precisó también que muchas madres demandan la información porque tienen noticias de que existe esta posibilidad, pero muchas de ellas no conocen "a ciencia cierta" cuáles son los objetivos y las posibilidades reales de esta opción.

La eficacia de la sangre de cordón umbilical está más que demostrada, puesto que en los diez años que lleva funcionando el Banco de Málaga, la Junta de Andalucía ha permitido más de 40 trasplantes -a nivel nacional van más de 300-, de los que el 40 por ciento se realizaron en España y el resto en otros países.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios