educación

El otro lado de la Informática

  • Tres jóvenes ingenieros ponen en marcha Robokids, una empresa desde la que ofrecen clases extraescolares de robótica y nuevas tecnologías

Los responsables de la compañía Robokids E. S. P. J. Los responsables de la compañía Robokids E. S. P. J.

Los responsables de la compañía Robokids E. S. P. J. / jordi vidal

La aplicación de las nuevas tecnologías es imparable y los centros educativos presentaban cierto déficit en cuanto a su desarrollo. Bajo esa premisa, tres jóvenes ingenieros informáticos de la Universidad de Salamanca -Rafael Dorado, Sergio Vegas y Alfonso Sevillano- decidieron poner en marcha la compañía Robokids E. S P. J., una empresa desde la que ofrecen todo tipo de docencia informática con aplicaciones en colegios, pero también en la propia Universidad de Córdoba. Se trata de una apuesta en un momento en el que la evolución de las nuevas tecnologías y, por ende, la Informática se han convertido en herramientas casi imprescindibles para la vida cotidiana.

"El mundo laboral como programadores no nos gustaba", cuenta Rafael Dorado, quien explica que por ello pasaron de esta opción -una de las más habituales en este sector- a la docencia porque "vimos una oportunidad en el mundo educativo de enseñar herramientas muy útiles". Todo, continua, ligado "al boom de la robótica". Para ello, estos tres jóvenes emprendedores se pusieron manos a la obra e hicieron un estudio de mercado en Málaga, Córdoba y Sevilla sobre el índice de paro, el número de colegios, el número de niños y las empresas de la competencia que existían para poner en marcha su proyecto educativo basado en la robótica. Tras cruzar todos los datos, llegaron a la conclusión de que "Córdoba era un terreno virgen" en cuanto a su iniciativa empresarial.

Y así nació su andadura que se centra en la robótica educativa, que desarrolla escenarios de aprendizajes científico que resultan muy atractivos para los niños y también para los jóvenes. Desde septiembre de 2015 ya han impartido clases de carácter extraescolar en medio centenar de colegios, tanto de carácter público como los que pertenecen a la red concertada. "Se trata de acercar las tecnologías y los avances que existen y poder realizar un buen uso de estas", sostiene Dorado. En concreto, la compañía ofrece desde clases de programación, a impresión en 3D e, incluso, manejo de drones. Y todo, mediante unas clases de carácter entretenido y dinámicas centradas, en gran parte, en las bases de las Matemáticas, la Física y la Informática con una serie de herramientas para que los alumnos -los más pequeños apenas tienen cinco años- también puedan ver estimulada su capacidad de pensar y conocer las aplicaciones de las nuevas tecnologías.

Los jóvenes no sólo imparten esta formación extraescolar en Córdoba, sino en otras localizaciones de España y en otros centros. Por ejemplo, el pasado mes de febrero ofrecieron un taller didáctico en el Parque Científico Tecnológico Rabanales 21. En concreto, el taller, al igual que en el resto de experiencias que programan, se orientó a enseñar los fundamentos de la robótica y las posibilidades que ofrece. En todos estos encuentros o clases, los alumnos tratan las bases de las máquinas simples, los sensores y la programación de los mismos, así como las estructuras y sus usos. Con ello, también se ofrece otra visión quizá algo más divertida a la introducción al mundo de la tecnología, la mecánica y la programación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios