La investigación judicial a los joyeros se centra en el delito a la Hacienda Pública

  • Los tres detenidos tienen la obligación de ir cada lunes al juzgado como medida cautelar

La investigación emprendida por el Juzgado de Instrucción número 3 a raíz de la detención de tres joyeros cordobeses el miércoles de la semana pasada se centrará en un presunto delito contra la Hacienda Pública, a pesar de que el Cuerpo Nacional de Policía también detuvo a los empresarios por presunto blanqueo de dinero, falsificación de documentos mercantiles y delitos contables. Fuentes judiciales explicaron que, por el momento, la principal línea de investigación es el fraude al erario público, que habría alcanzado los 33 millones de euros. No obstante, el juez no descarta investigar nuevos delitos conforme avance la instrucción.

Los tres arrestados quedaron en libertad con cargos el pasado viernes sin necesidad de presentar fianza. Como única medida cautelar, el juez de guardia obligará a los imputados a presentarse cada lunes en la Audiencia. El caso continúa bajo secreto sumarial, señalaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Los detenidos, al parecer, se dedicaban a la importación y venta ilegal de oro que llegaba desde Suiza en grandes cantidades y que se vendía en nuestro país, supuestamente, a través de sociedades interpuestas que daban al negocio apariencia de legalidad. En el listado de bienes intervenidos, figuran dos inmuebles situados en Córdoba capital, uno de ellos valorado en más de millón y medio de euros; dos vehículos de gama alta; 430 gramos de oro en láminas; 11 kilos de virutas de plata, y 230.900 euros en efectivo. El juez, además, ordenó el bloqueo de siete cuentas corrientes en distintas entidades, con un saldo total de 1.300.000 euros. La Policía Judicial advirtió que la operación continúa abierta y no descartó que haya más detenciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios