La intervención en la plaza de la Electromecánicas costará unos 510.000 euros

  • Urbanismo asegura que el proyecto se está realizando y que en este año se pueden ejecutar las obras de remodelación

Comentarios 1

Si el bario de la Electromecánicas tiene una reivindicación histórica ésa es el adecentamiento y remodelación de la conocida como plaza de la iglesia. Y es que desde que se edificó esta zona de la ciudad en 1930, este enclave ha tenido un proceso de deterioro constante. El problema que tiene parte de este barrio es que es una propiedad privada; primero lo fue de la Sociedad Española de Construcción Electromecánicas S.A. (Secem), empresa constructora del citado barrio, y, posteriormente, de Nicolás Moya, actual propietario. Por este motivo, el Ayuntamiento de la ciudad no ha podido intervenir en ningún momento para reformar y rehabilitar el deterioro provocado "por la dejadez y el abandono de su dueño", aseguró la presidenta de la Asociación de Vecinos Nuestra Señora del Rosario, Rafaela Moreno.

Tras la presión de los vecinos y las múltiples reivindicaciones de los colectivos sociales de la zona, el Consistorio actuará finalmente. Así, a finales del pasado año la administración local puso en marcha un proceso para expropiar los terrenos de Nicolás Moya y ahora ha previsto una partida en los presupuestos de este año para adecentar y reformar la plaza de la iglesia, que está dentro de las zonas de obtención obligatoria y gratuita que va adquirir el Ayuntamiento y que está calificada como zona verde.

El proyecto se está redactando en estos momentos y, según fuentes de Urbanismo, se prevé que en este año se inicien las obras. La cuantía, tanto para el proyecto como para la ejecución de los trabajos, es de 510.000 euros. Estas mismas fuentes aseguraron que el proceso de expropiación que se está llevando a cabo, y que no se conoce aún cuándo concluirá, no afectará al desarrollo de esta obra, puesto que "la zona donde se va a trabajar forma parte del terreno que se va a ceder de forma obligatoria". Así, desde Urbanismo aseguraron que "en el momento que se termine el proyecto se ocupará el terreno y se iniciarán las obras".

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Vecinos Nuestra Señora del Rosario se mostró satisfecha con que "por fin se vaya a arreglar el jardín", y es que "era una pena que estuviera así con lo bonito que ha sido siempre".

En este sentido, Moreno señaló que le gustaría que la reforma que se hiciera en el entorno de la iglesia "guardara la idiosincrasia del barrio y del jardín original". La zona a reformar tiene más de 3.000 metros cuadrados, los cuales se remozarán y servirán para dotar al barrio de una segunda zona verde, ya que hasta el momento ésta "era impracticable". En la rehabilitación, los residentes esperan que se puedan restaurar algunos de los elementos del jardín "como la pérgola de mampostería o la fuente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios