Los ingresos fiscales del ladrillo sufren un desplome generalizado por la crisis

  • El Impuesto de Construcciones cae un 38% con respecto a 2007 y un 36% en relación a 2006 · Las tasas por licencias urbanísticas dejan apenas la mitad de lo que se recaudó hace apenas dos ejercicios

La crisis generalizada que padece el sector de la construcción está dejando una huella en los ingresos fiscales que recibe el Consistorio directamente de esta actividad. El último extracto de la liquidación municipal de año en curso, correspondiente al 40% de la anualidad (los días finales del mes de mayo), permite ya hacerse una idea de hasta qué punto va a notar las arcas municipales los ingresos fiscales que son sensibles al comportamiento del sector de la construcción, en general, y de la actividad de la edificación, en particular. Las cifras utilizadas para la elaboración de esta información excluyen, expresamente, los ingresos extraordinarios por venta de suelo, que han sostenido las grandes inversiones realizadas por el Consistorio.

El Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) es, probablemente, el capítulo fiscal que más nota el declive del sector de la edificación. La última liquidación municipal asegura que, hasta el momento, existen unos derechos reconocidos netos (cobrados o pendientes de cobrar) por valor de 2,1 millones de euros. Se trata de un decremento notable, toda vez que la parte proporcional de los años 2006 y 2007 arrojan un decremento del 36 y el 38%, respectivamente. Traducido a términos económicos, en los dos ejercicios anteriores, a estas alturas del año ya se habían superado los tres millones de recaudación. El último dato es de 2,2 millones, lo que hace casi inviable que se obtengan los 15 millones previstos en el presupuesto del Consistorio.

Otro impuesto que nota de forma relevante lo que le ocurre al sector de la construcción es el de Plusvalías, que grava los incrementos de valor en la venta de un bien. El comportamiento de este gravamen retrata la situación. A estas alturas del año, en 2006 el Consistorio había recaudado 4,4 millones de euros. Un año después, la cifra era de 3,66 millones de euros. En el ejercicio corriente, los datos de la Oficina de Control Presupuestario señalan que se han recaudado 2,2 millones de euros, justo la mitad de 2006, cuando aún se disfrutaba de un ciclo alcista en el mercado de la vivienda. El Ayuntamiento espera recaudar en 2008 11 millones de euros, 1,2 menos que lo previsto en los presupuestos de 2007.

La tasa que genera la concesión de licencias ur banísticas también está notando un parón como consencuencia de la ausencia de proyectos nuevos en el mercado inmobiliario. Según los datos, el municipio habría recaudado 1,1 millones por este concepto en lo que va de año. Un dato que supone que se ha ingresado la mitad que durante el mismo periodo del año 2006 (2,3) y casi 300.000 euros menos que los 1,4 millones del año pasado. Curiosamente, el gobierno municipal espera percibir por esta vía más que en los años anteriores. La previsión realizada por el Área de Hacienda es que se ingresen 5,4 millones , una cantidad ligeramente superior a la prevista en 2007 y manifiestamente más importante que la cifra del año 2006.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios