Los hosteleros denuncian la "deriva prevaricadora" de la Mesa de Veladores

  • Hostetur avisa de que podría interponer acciones legales porque "groseramente" se están planteando cambios en la ordenanza

  • Reclaman que Ambrosio tome cartas en el asunto

Las posturas encontradas entre el Ayuntamiento y los hosteleros a cuenta de la Mesa de Veladores cumplió ayer un nuevo capítulo. Lejos -al menos de momento- de que esas posturas se acerquen, la Asociación Cordobesa de Hostelería y Turismo -Hostetur- alertó ayer de "la deriva prevaricadora" hacia la que se dirige en su opinión esta mesa después de proponerse una remodelación del sistema de regulación de estos espacios que van "en contra de la normativa aprobada por el propio Ayuntamiento que acoge a este órgano pretendidamente de diálogo". Hostetur advirtió de que si no hay una reconducción hacia el diálogo y para el cumplimiento de la normativa va a "ejercer cuantas acciones le amparan desde el punto de vista legal y de ejercicio del derecho de reivindicación que considere necesarias para impedir que se incumpla de manera deliberada la Ley y hacer respetar a un sector que sólo ofrece servicio a la ciudadanía y que percibe una alta consideración del público".

Añadieron que un informe técnico sobre las propuestas hechas públicas por los integrantes de la Mesa de los Veladores, encargado por la organización empresarial de la hostelería y el turismo, pone de manifiesto que la totalidad de las propuestas limitadoras de veladores no pueden llevarse a cabo si se cumple, como le corresponde especialmente a los responsables políticos y técnicos del Ayuntamiento, la Ordenanza de Veladores aprobada por el Pleno municipal el 17 de enero de 2008.

Los empresarios han elaborado un informe para analizar lo que propone la mesa

Ejecutar lo que se ha dicho que ha acordado la Mesa de Veladores "conduce a una posición en contra de la normativa, lo que en funcionarios y cargos públicos está tipificado como delito si se hace, como groseramente se plantea en este caso, a sabiendas de su ilegalidad y supone una discriminación ilegítima de espacios con veladores en función del gusto o el disgusto que el responsable político de turno tenga, sin base jurídica alguna, o, lo que es lo mismo, hacer de manera arbitraria una clasificación de primera o de segunda en función de criterios subjetivos y personales", señalaron.

En relación con lo dicho por la Mesa de Veladores, el informe técnico encargado por Hostetur "es tajante al concluir que no es posible eliminar las sombrillas, porque, aparte de una atrocidad ambiental en una ciudad como Córdoba, el velador es definido por la Ordenanza como el conjunto que ocupa una superficie de 3,25 metros cuadrados compuesto de una mesa, cuatro sillas y una sombrilla, por lo que no se contempla que se puedan retirar". Por esta misma norma, "tampoco es viable que un velador supere esa superficie para reducir el número de mesas ni tampoco, por ejemplo, limitar a una fila los que se puedan ubicar en la calle Capitulares, ya que su dimensión permite mayor ocupación sin afectar a la movilidad".

Hostetur reclamó que lo primero que deben hacer los responsables municipales es cumplir el espíritu de la norma, que se recoge en su exposición de motivos, que no es otro que "considerar que las terrazas para uso de hostelería pueden constituir un beneficioso factor para aumentar la utilización y el disfrute por los ciudadanos de los espacios públicos y contribuir a convertirlos en lugar de estancia, convivencia y relación" y que "estas terrazas, con sus tradicionales veladores, han cumplido desde hace mucho esa función que conviene conservar".

A partir de aquí, la asociación se mantiene dispuesta, "como lo ha estado siempre", a defender la "ordenación que garantice los intereses generales" que se prevé también en la Ordenanza, como lo ha hecho, por ejemplo, promoviendo la adecuación de los establecimientos a la norma en la zona de María la Judía o como propuso hace ya más de dos meses en la calle de la Plata, donde la propuesta se ajusta en todos los extremos a la normativa vigente sin que se haya tenido la más mínima respuesta por parte de la Gerencia de Urbanismo.

Hostetur instó de nuevo a la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, a que ejerza el papel de liderazgo que le corresponde y asuma la dirección política de la gestión de la Mesa de Veladores "para retomar el clima de diálogo y entendimiento que quienes la manejan actualmente rompieron de manera premeditada".

En la última sesión de la Mesa de Veladores, el primer teniente de alcalde y presidente de la Gerencia de Urbanismo (GMU), Pedro García, informó de que se han abierto 40 expedientes sancionadores durante los últimos dos meses a aquellos restaurantes que han incumplido la normativa de veladores. Se trata de una cifra bastante significativa y que sigue en la línea de las sanciones interpuestas durante 2016 y que representaron un incremento del 230% con respecto a los cuatro años anteriores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios