Un hombre se enfrenta a ocho años por maltratar a su mujer y a sus hijos

  • La Fiscalía también solicita un año y nueve meses de cárcel para el primogénito por intentar vengarse de su padre

Un vecino de Cabra -A. R. B.- se enfrenta a penas que suman ocho años de prisión por maltratar a su mujer durante los 24 años de convivencia y a sus cuatro hijos. La Fiscalía Provincial de Córdoba explica en su informe provisional de acusación que, "durante años", el procesado amedrentó a toda su familia tanto de forma verbal como físicamente, con "empujones y apretones del cuello".

Uno de aquellos episodios violentos se produjo el 20 de marzo del año pasado dentro del domicilio familiar y en presencia de sus hijos menores. El encartado, supuestamente, comenzó a insultar a su esposa con expresiones como "puta" y "pelleja" y, acto seguido, la sacó del dormitorio a empujones y la presionó contra la baranda de la escalera. Los hechos fueron presenciados por uno de los hijos menores del matrimonio, que decidió intervenir y que también fue objeto de las iras de A. R. B. Según el Ministerio Público, el individuo cogió al pequeño del cuello y lo llevó a rastras.

Las agresiones verbales fueron habituales en la convivencia: "Eres una puta que no sirves para nada. Sin mí no eres nadie, como me denuncies te mato. Vas a ser la próxima víctima", le gritó en una ocasión el procesado, según reproduce el fiscal en su informe provisional de acusación.

Tras una de aquellas vejaciones, el hijo mayor de la pareja -A. R. J.- decidió intervenir después de que su madre le contara lo que había ocurrido. El joven, que intentó tomarse la justicia por su mano, se enfrenta a un año y nueve meses de prisión por sendos supuestos delitos de tenencia ilícita de armas y amenazas.

Según el fiscal, A. R. J., de 21 años, cogió un cuchillo, una escopeta de caza y cartuchos propiedad de su padre en perfecto estado de funcionamiento. El joven decidió, en compañía de otro de sus hermanos menores de edad, ir en busca del presunto maltratador "con el fin de asustarle e intimidarle". Pero antes de darle alcance se puso en contacto con un familiar y le dijo "que lo iba a matar, que era un cabrón y que iba a por él". Una vez en el lugar donde se encontraba su progenitor, los hermanos salieron del coche y, en ese momento, fueron interceptados por la Guardia Civil. El hermano pequeño fue llevado a la Fiscalía de Menores y contra él se sigue otro procedimiento.

Como medida cautelar, el Juzgado de Instrucción de Cabra ordenó la prohibición de comunicación y aproximación del padre con respecto a su esposa y sus hijos, así como a su domicilio, en un radio de 200 metros. A. R. J. tampoco puede comunicarse por ningún medio ni acercarse a él. Por estos hechos, la Fiscalía Provincial de Córdoba acusa a A. R. B. de tres delitos de maltrato habitual en el ámbito familiar y dos delitos de maltrato de obra, infracciones que suman ocho años de prisión. Su hijo se enfrenta a un año y nueve meses por supuesta tenencia ilícita de armas y amenazas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios