La familia de los heridos en Bombay denuncia la pasividad de Exteriores

  • La cordobesa Rosa Romero abandonará el hospital para alojarse en un hotel de Londres mientras su marido sigue grave tras complicarse su estado durante el vuelo

Una portavoz de la familia de Rosa Romero, la cordobesa que resultó herida la pasada semana en la cadena de ataques terroristas perpetrados en Bombay, denunció ayer una “cierta despreocupación” tanto del Ministerio de Exteriores como del embajada español en Londres. Esta familiar, en declaraciones realizadas a El Día, fue tajante al describir el trato que están recibiendo Rosa y su marido, Rafael Beaus, y concretó que, “aunque pueda resultar algo paradójico, lo cierto es que en Bombay se portaron mejor con ellos de lo que lo están haciendo en Londres”. Según el testimonio recogido por este periódico, la asistencia sanitaria que reciben desde el lunes en la capital británica es “insuficiente” y alude a la posibilidad de que el centro al que llevaron al matrimonio español carezca de una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). 

Al trauma que supuso la acción terrorista en el hotel de Bombay en el que se encontraban y la gravedad del diagnóstico médico de Beaus –con problemas pulmonares severos– se le suma ahora, por tanto, la sensación de “abandono” que sufre la pareja. La portavoz de la familia reclamó, “al menos, el mismo trato recibido por el resto de turistas españoles” que se vieron inmersos en los atentados a la ciudad de India. Rosa Romero y Rafael Beaus son los dos únicos españoles que permanecen heridos y, como apuntó la familiar del matrimonio, “hasta la fecha –por ayer– no han recibido visita alguna por parte del embajador de España ni tampoco una llamada de teléfono”.

Independientemente de la despreocupación que denuncian los familiares de este matrimonio español, el estado de salud de ambos es desigual. Así, según la información facilitada por una portavoz de la familia, Rosa, que recibió 50 impactos de metralla en el lado izquierdo de su cuerpo, ha mejorado y cabe la posibilidad de que hoy mismo abandone el hospital y se aloje en un hotel de Londres. La situación de su marido, sin embargo, es muy diferente a la de la turista cordobesa. De hecho, una complicación en la afección pulmonar fue el motivo que llevó a los médicos que se desplazaron con ellos en el vuelo que salió de Bombay a aterrizar en Londres en lugar de hacerlo en Barcelona –la ciudad en la que residen ambos–. El último parte médico apuntaba que Beaus, que aparte de los impactos de metralla recibió disparos, tiene varias costillas rotas y que una de ellas le ha perforado la pleura. A pesar de todo, está consciente.

De forma paralela a la asistencia médica que están recibiendo en Londres, los familiares del matrimonio español están asesorándose estos días en España acerca de los pasos que han de dar a partir de ahora. A este respecto, los primeros consejos médicos recibidos por sus allegados apuntan todos a que continúen en el hotel londinense hasta que se produzca una mejoría del estado de salud de Beaus.

Por todo ello, la portavoz familiar entrevistada por este periódico no pudo precisar la fecha en la que el matrimonio regresará a casa para seguir recibiendo los cuidados médicos en uno de los hospitales próximos a su vivienda habitual. Rosa, antes de que se agravara el estado de salud de su marido, sí precisó a este periódico que en un plazo máximo de diez días podrían llegar a su vivienda. Para el traslado, la familia abundó en el deseo de que Exteriores colabore con ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios