La gripe es más benévola este año y sólo afecta a 1.200 cordobeses

  • La Junta prevé que la incidencia máxima del virus se producirá la próxima semana, aunque la vacuna contra la infección protege a ocho de cada diez beneficiarios

La Delegación de Salud ha declarado 1.200 casos de gripe esta temporada, una incidencia casi tres veces menor a la registrada hace doce meses. Este año, el virus está siendo bastante benevolente con la población cordobesa, pues la tasa de casos apenas llega a 150 infecciones por 100.000 habitantes, frente a los cerca de 300 contados en anteriores ocasiones por estas fechas.

El jefe de Epidemiología de la Delegación de Salud, Antonio Varo, precisó, no obstante, que la progresión de la incidencia del virus sí es similar a otras temporadas y según sus cálculos será la próxima semana cuando previsiblemente se alcance la máxima tasa. A partir de enero, la gripe irá a menos, aunque las vacunas se seguirán administrando durante los meses de mayor actividad.

Un dato que demuestra la eficacia de la campaña antigripal que ha puesto en marcha la Junta de Andalucía en 141 centros de salud de la provincia reside en que ocho de cada diez personas que han cogido la gripe no estaban vacunadas. En este sentido, Varo hizo un llamamiento a la población vulnerable a sucumbir a los efectos del virus a que acuda a su centro de salud de referencia para recibir el tratamiento, pues es la terapia más eficaz para esquivar el virus. El otro 20% restante ha padecido los síntomas mucho más mitigados de lo habitual.

De los 165.000 usuarios frágiles que son candidatos a recibir la vacuna, más de 47.000 residen en la capital, "y la mayoría ya ha recibido la terapia", concretó. En cualquier caso, para los que todavía no lo han hecho, resta todo el mes de enero, "pues hay vacunas suficientes para el conjunto de la población diana" .

Los buenos resultados de la campaña antigripal calan entre la población año tras año, y en los primeros 15 días de campaña -que dio comienzo en el mes de octubre- se pusieron más de la mitad de las vacunas previstas para todo el invierno. Este tratamiento está dirigido a los colectivos más vulnerables a padecer los efectos del temido virus, entre los que destacan los enfermos de más de 65 años, los enfermos crónicos, los niños, los cuidadores y los trabajadores sanitarios, pues por su trabajo están en continuo contacto con la población de riesgo.

En términos generales, la campaña antigripal de este año ha aumentado el volumen de vacunaciones alrededor de un 10%, un crecimiento que pretende incrementar el porcentaje de cobertura de la población de riesgo, que actualmente alcanza un 90% y que es la mayor de Europa.

Además, como novedad, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) está administrando otros antivirales para prevenir la neumonía en las personas mayores más vulnerables al contagio de este germen. Esta última iniciativa, en la que el SAS ha invertido más de 320.000 euros, beneficiará a cerca de 35.000 andaluces. Entre sus destinatarios, se dará prioridad a los mayores de 65 años en situación de riesgo de padecer la enfermedad, por convivir en centros residenciales, en viviendas tuteladas o en unidades de estancia diurna. La Junta de Andalucía ha elaborado también 400.000 trípticos y 3.000 carteles que se han distribuido en los centros sanitarios. Asimismo, el servicio telefónico de Salud Responde resuelve todas las dudas en torno a las consecuencias de este virus y su tratamiento.

Varo concluyó que esta temporada las cepas del virus contenidas en la vacuna son similares al año anterior, con pequeñas variaciones y se prevé que su comportamiento sea similar al de años anteriores, según las previsiones del Sistema de Vigilancia Epidemiológica Mundial de la Organización Mundial de la Salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios