municipal | pleno de septiembre

El gobierno y Ganemos muestran su ruptura tras el 'no' a las ordenanzas

  • La agrupación de electores se posiciona por primera vez junto con el PP, Ciudadanos y UCOR en el rechazo a las tasas

  • No habrá rebaja del IBI a los propietarios de los Patios

La teniente de alcalde de Hacienda, Alba Doblas, habla con el teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente. La teniente de alcalde de Hacienda, Alba Doblas, habla con el teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente.

La teniente de alcalde de Hacienda, Alba Doblas, habla con el teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente. / barrionuevo

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba rechazó ayer la propuesta de ordenanzas fiscales para 2018 que presentó el cogobierno de PSOE e IU. Y lo hizo después de que, por primera vez, Ganemos se alineara con el resto de la oposición -PP, Ciudadanos y UCOR- y rechazara el expediente tras no haber logrado un acuerdo para incluir las cinco medidas que la agrupación de electores considera irrenunciables y que arrastran desde el año pasado, cuando sí se logró un pacto entre las tres formaciones que garantizó las ordenanzas. El cogobierno, por tanto, se quedó solo en la defensa de su propuesta y el resto de partidos lamentaron la falta de diálogo por parte del área de Hacienda, que lidera Alba Doblas (IU). El resultado de ayer en el Pleno es poco habitual que se produzca, ya que en cualquier pacto de investidura o de gobierno se suele garantizar la gobernabilidad a través del respaldo a cuestiones claves como los presupuestos o las propias tasas . La consecuencia directa del resultado de ayer es que los impuestos no cambiarán el año que viene, de manera que se prorrogan los actuales. Las únicas novedades que se habían previsto en el nuevo dictamen era la bonificación del 50% en el recibo del IBI para los propietarios de Patios en concurso y la ampliación de las posibilidades de fraccionamiento de pago de deuda hasta los 30.000 euros. Legalmente, el cogobierno podría presentar de nuevo una propuesta de ordenanzas, aunque eso conllevaría el inicio del expediente desde el principio, con el paso previo por la junta de gobierno local y todos los dictámenes pertinentes. Políticamente, aseguran desde el cogobierno, no se va a hacer, entre otras cuestiones porque las ordenanzas que se llevaban ayer a aprobación eran "idénticas" a las actuales salvo esas pequeñas variaciones y porque no se quiere dar la oportunidad a Ganemos de que dé marcha atrás. La agrupación de electores ha dejado entrever que las negociaciones pueden seguir. Sin embargo, ya parece que sólo hay opción a un acuerdo en los presupuestos, no en las ordenanzas fiscales.

El inicio del Pleno -y los momentos previos- ya hacía presagiar que el acuerdo estaba lejos. Todos los partidos se mantenían en el no y, aunque siempre quedaba la posibilidad del apoyo de Ganemos, eso no se produjo. Estaba la eventualidad de que el PP se abstuviera, aunque la intervención inicial de la teniente de alcalde de Hacienda, Alba Doblas, también disipó esa opción tras sus fuertes críticas a los populares.

Doblas defendió que el proyecto de ordenanzas "reduce el impacto fiscal" y cumple con las 51 medidas acordadas en el pacto de investidura entre PSOE, IU y Ganemos. Doblas arremetió contra el PP, al que acusó de "ser los responsables de incrementar la presión fiscal a los trabajadores" y criticó que se hayan presentado enmiendas a artículos de las ordenanzas que no se van a modificar. Así, aunque quiso dar la apariencia de improvisado, pidió al secretario del Pleno que informara sobre la validez de las propuestas de los grupos. Finalmente, sólo quedaron las enmiendas relativas a las modificaciones planteadas por el cogobierno.

El PSOE, a través de su portavoz, Carmen González, también defendió el dictamen y lamentó que no se quiera dar el visto bueno a cuestiones como la rebaja en el IBI de los Patios, "algo que me duele especialmente", debido a que "priman más los intereses partidistas que los de la ciudad".

Ante este panorama, todas las miradas estaban puestas en Ganemos, que no cambió ni una coma del discurso de los últimos días. La concejala María Ángeles Aguilera lamentó que no haya habido diálogo entre las tres formaciones y recordó que siguen reclamando cinco de los diez puntos acordados el año pasado y que aún no se han cumplido. Las propuestas van desde el estudio de la tasa turística a una mayor transparencia. "No se ha escuchado ninguna de nuestras propuestas y no ha sido posible llegar a un acuerdo riguroso y que garantice el cumplimiento de estas medidas", añadió. Doblas les replicó que "han elegido el peor momento" para descolgarse de las ordenanzas y les recriminó que no han presentado ninguna enmienda.

El viceportavoz del PP, Salvador Fuentes, criticó la "absoluta falta de diálogo" y aseguró que "era el momento de devolver a los cordobeses el esfuerzo realizado, pero no se ha querido". "Usted es la única responsable de este despropósito, se ha quedado sola por su forma de ser", añadió Fuentes, quien recordó que "no ha tenido sensibilidad" con las propuestas de calado social que había presentado el PP. "Hoy pierde Córdoba", concluyó.

El cogobierno ni siquiera pudo convencer a Ciudadanos o UCOR. El portavoz de la formación naranja, David Dorado, aseguró que "había margen" para bajar impuestos pero no se ha querido hacer y recordó su propuesta de bajar un 2% el IBI. En cuanto al edil de UCOR, Rafael Carlos Serrano, lamentó que "no se devuelve parte del esfuerzo que han realizado los cordobeses". Además, criticó que "no son los mejores para salir de la crisis" y pidió una rebaja más significativa de los precios de Emacsa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios