Un gerente se enfrenta a 17 meses por no evitar un accidente laboral

  • El fiscal asegura que el acusado no adoptó las medidas básicas para evitar una deflagración

La Fiscalía solicita un año y cinco meses de prisión para el gerente de una empresa -M. Y. B.- por no adoptar supuestamente las medidas de seguridad necesarias ante la acumulación de productos inflamables. La situación acabó con una deflagración que causó quemaduras graves a un trabajador.

Los hechos tuvieron lugar el 1 de marzo de 2006 en una empresa destinada a la venta de materiales de construcción ubicada en las inmediaciones de la Granada-Badajoz (N-432), según consta en el escrito de conclusiones del fiscal. La acusación pública asegura que el procesado no tuvo en cuenta las "más elementales normas de precaución" ni respetó "la norma relativa al almacenamiento de productos químicos, con el consiguiente riesgo para los trabajadores de la empresa".

El día de los hechos, la víctima acudió a la caseta donde se guardaban los productos inflamables a buscar una herramienta y, al accionar el interruptor de la luz, se produjo una deflagración que le provocó quemaduras graves que precisaron tratamiento quirúrgico y asistencia sanitaria durante 89 días. Para el fiscal, los hechos constituyen un delito contra los derechos de los trabajadores, por el que el acusado se enfrenta a un año de cárcel y 2.700 euros de multa. El fiscal también acusa a M. Y. B. de un delito de lesiones por imprudencia grave.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios