Las fuertes rachas de viento fuerzan más de 60 actuaciones de los bomberos

  • La mayoría de las incidencias se debieron a la caída de árboles, ramas o vallas publicitarias que obstaculizaron la calzada · La borrasca ha dejado 112 litros en la capital desde el pasado martes

La lluvia cedió el protagonismo ayer al viento y las rachas de aire alcanzaron los 76 kilómetros por hora en la ciudad -según informó la Agencia Estatal de Meteorología (AEM)-, lo que provocó numerosas incidencias aunque ninguna de ellas de gravedad. Según fuentes del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS), los problemas tuvieron que ver con la caída de árboles, ramas o vallas publicitarias que dificultaban el paso en la calzada, aunque sin lamentar daños personales. Los bomberos no dejaron de recibir llamadas durante todo el día y llegaron a registrar más de 55 avisos de particulares afectados por este tipo de problemas.

Según el Centro de Coordinación de Emergencias (Cecem), el viento también fue el culpable de más de 15 incidencias en la provincia. En la capital, el Cecem registró caídas de árboles en la calle Isla de la Gomera, la avenida Menéndez Pidal y la avenida de Granada, que dificultaron el paso de los vehículos y provocó retenciones hasta que los bomberos pudieron despejar la calzada. El incidente más aparatoso se localizó en el Paseo de la Victoria, donde se desprendió una palmera, provocando el corte de la avenida. Además, los servicios de emergencias se trasladaron hasta la carretera N-IV, ya que una llamada avisó de la posibilidad de que unos postes de teléfono se cayeran al suelo dada la velocidad que alcanzó el viento y que en algunos momentos rozó los 80 kilómetros por hora.

Ayer fue el tercer día en el que Córdoba se vio afectada por el temporal que se instaló en Andalucía el lunes y que ha dejado 112 litros en la capital, según informaron fuentes de la AEM. La mayoría de las lluvias se registraron el martes y el miércoles -cuando cayeron 46 y 47 litros respectivamente-, mientras que ayer sólo cayeron 19 litros. Protección Civil ha mantenido la alerta naranja estos días por la acumulación de precipitaciones y las ventiscas, si bien Meteorología ha retirado cualquier nivel de riesgo para los próximos días.

Si la lluvia provocó el martes numerosas inundaciones en algunos puntos de la capital -como el Pocito, en la Fuensanta- así como viviendas y locales comerciales, las inclemencias del temporal fueron en esta ocasión por el viento. Los servicios de emergencias recomiendan extremar las precauciones en la carretera mientras que continúe el temporal y evitar coger el coche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios