Los fieles aportan el 73% de los ingresos anuales de la Diócesis

  • La primera fase de la campaña Por Tantos deja la cantidad de 160.000 euros suscritos por cordobeses a través de contribuciones de periodicidad variable

Casi tres cuartas partes del dinero que se ingresó el pasado año en las arcas del Obispado provino de las aportaciones de las fieles y el resto, sólo un 27%, tuvo su origen en la asignación tributaria que se realiza con la contribución voluntaria en la declaración del IRPF. Este dato se desprende de las cuentas de la Diócesis correspondientes al ejercicio de 2007 que ayer fueron presentadas por el ecónomo diocesano, José Luis Vidal.

La cuenta de resultados de dicho ejercicio, que está equilibrada en 7,2 millones de euros, corresponde a un presupuesto sin consolidar; es decir, que comprende exclusivamente los ingresos y gastos del Obispado sin incluir los correspondientes a las 229 parroquias, las 120 fundaciones y patronatos y las alrededor de 500 hermandades que hay repartidas por la provincia. Todas estas entidades también generan ingresos y gastos que repercuten directamente en la sociedad y que no se encuentran reflejados en las cuentas presentadas ayer.

Otro dato destacado que arroja el análisis de estas cuentas es que el 28,5% de los gastos, algo más de dos millones de euros, se destinó el pasado año a obras de restauración tanto de templos como de casas parroquiales, tanto sufragadas en su integridad, como parcialmente a través de subvenciones. Le sigue en importancia una partida de 1,5 millones, que supone el 20,6% de los gastos, dirigidos a ayudas a entidades eclesiásticas y pías fundaciones. Éste es el caso del Seminario de San Pelagio, que recibió 176.000 euros en 2007, así como el Instituto Victoria Díez, la Casa Sacerdotal o la Casa de Espiritualidad de San Antonio, entre otros.

Estas cifras no reflejan la realidad de la acción que realiza la Iglesia en Córdoba, puesto que en las mismas no están contempladas cantidades como los 693.000 euros que se destinaron como ayuda al tercer mundo, o los 565.000 euros que gestionó Caritas Diocesana. Además, como explicó el ecónomo de la Diócesis, José Luis Vidal, "el servicio asistencial que presta la Iglesia costaría a precio de mercado el doble o el triple". En este apartado hay que incluir el trabajo que se desarrolla en diversos centros asistenciales, terapéuticos o sanitarios.

Vidal también hizo referencia al inicio de la segunda fase de la campaña Por Tantos, con la que se conciencia a los contribuyentes, sean creyentes o no, para que destinen un tanto por ciento de sus impuestos a la Iglesia a través de la declaración del IRPF. "Somos parte de la Iglesia y estamos llamados a colaborar en su financiación", añadió.

La primera fase, que se desarrolló entre noviembre y abril, ha arrojado la suscripción de 160.000 euros aportados por la sociedad. El ecónomo de la Diócesis explicó que en esta cantidad se contabiliza tanto quien hace una única aportación como quien la hace con diversa periodicidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios