Unas 7.100 familias seguirán pagando la guardería pública el próximo curso

  • Igualdad traspasa la competencia de los centros a Educación, aunque el sistema de financiación previsto en el borrador de la Junta es el mismo · El segundo ciclo de Infantil, que tampoco es obligatorio, sí es gratuito

Comentarios 1

El hecho de que las guarderías y centros que atienden a niños de hasta tres años pasen a ser compentencia de la Consejería de Educación no supondrá el próximo curso que las familias estén libres de gastos. Todo lo contrario, ya que más de 7.100 familias con hijos en esas edades tendrán que pagar su estancia en este tipo de centros. El sistema de copago que establecía la Consejería de Igualdad y Bienestar Social -entidad que mantendrá la dirección de estas instalaciones hasta fin de curso- continúa vigente en el borrador del nuevo decreto que prepara Educación.

El proyecto, que ya ha sido valorado en mesa sectorial y ha pasado por el Consejo Escolar de Andalucía, casi no introduce modificaciones acerca del funcionamiento y las directrices que han de regir en las guarderías para el curso 2009-2010. Tan sólo se fundamenta el trasvase de las competencias entre las consejerías en la intención de la Junta de dotar de carácter educativo a la etapa de cero a tres años. Prueba de ello es que la consejera de Educación, Teresa Jiménez, incidió en este carácter en la última visita que hizo a Córdoba. Por tanto, el primer y segundo ciclo de Infantil tendrán la misma proyección pedagógica. Eso sí, lo que es diferente entre el primer y el segundo ciclo de Infantil es su forma de financiación. Mientras que la primera etapa es de copago, la segunda es gratis.

El actual sistema de pago, según Bienestar Social, se aprobó mediante un acuerdo del consejo de Gobierno andaluz de 21 de junio, en el que se establece "la participación de los usuarios -en esta caso, las familias- en la financiación de los servicios de guardería". El objetivo es facilitar "al máximo" el acceso a estos centros "garantizado la gratuidad de las plazas a los hijos de aquellas familias cuya renta per cápita no supera el 0,5 del Salario Mínimo Interprofesional".

Así las cosas, el coste de una guardería pública depende del tipo de bonificación, sujeta a los ingresos de cada familia. Por ejemplo, este año en Córdoba y, según los datos facilitados por la Delegación de Igualdad y Bienestar Social, sólo el 3% -algo más de 200- de las familias son las que no cuentan con ningún tipo de ayuda, mientras que el 6% -más de 400- paga un 25% del total. El 20% de las plazas de guarderías cordobesas están financiadas por las familias en un 50%; es decir, que casi 1.500 padres abonan a la Administración autonómica 137,5 euros al mes por la guardería de su hijo. Esta reducción corresponde a aquellos hogares donde el sueldo de la familias se sitúa por encima de los 516,9 euros y por debajo de los 775,3. Según los mismos datos, el mayor número de familias que reciben una subvención se concentran en el tramo del 75%, ya que son algo más de 2.800; en este caso, la Junta les reduce el gasto hasta los 68,7 euros al mes. Las más privilegiadas son las 2.440 familias -el 33%- que no tienen que pagar nada por llevar a sus hijos a las guarderías, dada su renta.

Por el momento, lo que está haciendo la Consejería de Educación es escuchar las propuestas de los sindicatos y organizaciones. Uno de los aspectos más criticados ha sido el aumento de números de alumnos por aula previsto en el borrador que, finalmente, se ha eliminado, tal y como adelantó este diario el pasado viernes, así como la necesidad de un mayor número de profesores para estos centros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios