La espera para operarse en el SAS aumenta un 10,4% en sólo tres años

  • El informe de CCOO indica que se rebaja el tiempo para las pruebas diagnósticas, que ahora es de 18 días

El tiempo de espera para poder operarse en un hospital público gestionado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) es objeto de análisis en un informe elaborado por el sindicato CCOO y que revela que en el caso de Córdoba ha habido una variación al alza en el último trienio. Por ello, este estudio muestra que en los hospitales de la provincia la lista de espera para una intervención quirúrgica es de 53 día de media, o lo que es lo mismo, un 10,42% más que en 2011, cuando era de 48 jornadas. Pese a ese crecimiento, y siempre según CCOO, Córdoba sigue siendo la provincia en la que menos demora hay, muy por debajo de la media andaluza, que es de 59 días. Como ya avanzó recientemente El Día, el Hospital Reina Sofía es el que más tarda en avisar a sus pacientes para que pasen por el quirófano (59 días), por los 43 del Infanta Margarita y los 36 de Pozoblanco, que son los tres centros hospitalarios que gestiona directamente el SAS.

En la estadística de espera para consultas externas, Córdoba tampoco sale bien parada en este informe del sindicato, de manera que la demora es de 37 días, cuando en los dos años anteriores era de 32, con lo que ha crecido un 15,63%. En el lado positivo está que la provincia sí ha rebajado la espera para la realización de pruebas diagnósticas, pasando de los 21 días de tardanza del año pasado a los 18 de este año 2013, lo que significa un descenso del 14,29%.

Para el sindicato, el informe evidencia cómo las listas de espera han aumentado en todas las variables analizadas en el período comprendido entre 2011 y 2013, tanto en los días de demora como en el número de pacientes en espera de consultas externas, pruebas diagnóstico-terapéuticas e intervenciones quirúrgicas. "Aún en los casos en los que, de forma parcial, el incremento del número de pacientes en listas de espera ha sido muy ligero o incluso se ha producido una leve disminución, persiste un incremento del tiempo de demora media, lo que obedece a la pérdida de empleo durante ese período en la sanidad pública y a la precarización de la contratación del colectivo de eventuales estructurales del SAS", ha asegurado el secretario general de la FSS-CCOO Andalucía, Humberto Muñoz.

Según los datos que maneja este sindicato, el incremento de la jornada laboral de 35 a 37,5 horas semanales y la eliminación de numerosos días de permisos y licencias ha reportado a la Administración sanitaria en torno a 11,5 millones de horas anuales adicionales. En lugar de emplear ese excedente de horas para aliviar las listas de espera y mejorar cuantitativa y cualitativamente la actividad asistencial, el SAS ha eliminado 7.200 puestos de trabajo y ha precarizado la contratación del personal eventual estructural. "Un colectivo compuesto por 6.000 trabajadores y trabajadoras, cuya reducción del 25% en su jornada ha significado, en el período comprendido entre octubre de 2012 y noviembre de 2013, una pérdida de 2,8 millones de horas", ha añadido el dirigente sindical.

Respecto al periodo analizado de la actividad asistencial en los hospitales públicos y privados concertados del SAS, el sindicato mantiene que en los segundos se ha aumentado considerablemente, mientras que en los hospitales públicos ha crecido muy ligeramente e, incluso, ha disminuido en ciertas actividades. Este hecho se debe, tal y como señala este estudio, fundamentalmente a tres causas: el estancamiento de la dotación de recursos destinados a la sanidad pública en los presupuestos de la Junta de Andalucía, los numerosos recortes derivados del Plan de Reequilibrio Económico y Financiero impuesto por el Gobierno andaluz en 2012 y 2013 y la deficiente gestión para atender desde la óptica pública las necesidades de la ciudadanía.

Con estos datos, "es evidente que la vía por la que han optado los gestores de la sanidad pública andaluza es la de desviar recursos hacia la sanidad privada, en lugar de gestionar de manera más adecuada los recursos públicos, apostando por el empleo público estable y de calidad, por formas más eficientes de organización del trabajo y por la optimización de las instalaciones", critica CCOO.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios