Un encuentro trata cómo erradicar la exclusión social de las mujeres

  • Aguilar dice que se está produciendo una "feminización de la pobreza"

Erradicar la discriminación que sufren las mujeres por cuestión de género es el objetivo principal de las jornadas Mujeres y exclusión social. En los márgenes de la ciudadanía: estrategias de inclusión que ayer inauguraron la alcaldesa, Rosa Aguilar, y la consejera de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, en el Palacio de Congresos de Córdoba. Este encuentro, que se prolongará hasta el miércoles, sirve para analizar las causas y los efectos de este fenómeno social y promover estrategias de trabajo y soluciones para lograr una igualdad real.

La alcaldesa, Rosa Aguilar, precisó, en este sentido, que este foro de debate se marca como reto fomentar espacios de encuentro y de diálogo entre quienes tienen la responsabilidad directa de atender a las mujeres que necesitan medidas positivas para su inclusión plena en la sociedad, así como generar una coordinación "expresa" entre las distintas administraciones para que "haya mayor eficacia y rentabilidad" de los recursos que se destinan a este objetivo.

Aguilar insistió que está constatado que la mujer es discriminada por razones de género y, por lo tanto, "se está produciendo una feminización de la pobreza y una exclusión social que afecta fundamentalmente a este sector de la sociedad". Precisó que estas jornadas pretender analizar qué iniciativas existen en la actualidad y cuáles se pueden implementar "para solucionar una problemática que se muestra en todas las ciudades europeas y a nivel mundial". En su discurso de apertura, reconoció que en pleno siglo XXI existen todavía muchas mujeres excluidas de las oportunidades y de las posibilidades de alcanzar una igualdad real.

La consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, insistió durante su comparecencia que cuando se habla de que hombres y mujeres tengan los mismos derechos, "hay que tener en cuenta que a veces ni siquiera entre las propias mujeres existen las mismas oportunidades". Navarro se refirió expresamente a las personas que viven en barrios o zonas con necesidades de transformación social, "que suelen tener unas necesidades especiales en cuanto al acceso al empleo porque carecen de una formación previa, porque han tenido que dejar el trabajo para atender a la familia o bien porque sufren circunstancias añadidas de haber tenido algún problema de drogas o adicciones". La responsable del ramo aclaró que jornadas como ésta pretenden poner en evidencia que sigue habiendo mujeres que, por alguna circunstancia, tienen más dificultad para acceder a una vida normalizada, aunque precisó que los derechos de las mujeres nunca deben ir en contra de los hombres. Navarro informó que desde 2003 a 2006 se han invertido casi dos millones de euros en iniciativas "para que las mujeres adquieran la formación idónea y puedan llevar a cabo su proyecto laboral".

El encuentro sobre exclusión social se prolongará hasta el miércoles y en él participan 130 personas, entre profesionales y voluntariado de administraciones y colectivos sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios