Un empresario se enfrenta a dos años por ocultar a su mujer datos de su negocio

  • El procesado aseguró ante un notario que estaba separado judicialmente, cuando era falso

La Fiscalía solicita penas que suman dos años y nueve meses de prisión para un hombre casado en régimen de gananciales que, supuestamente, no le facilitó a su pareja una información completa sobre los negocios que mantenía cuando entre ambos existía una ruptura "de hecho", pero no de derecho. Según relata el fiscal en su escrito de conclusiones provisionales del fiscal, el matrimonio era titular de una tienda de ropa y de "otros bienes" hasta que en 2004, cuando ya no convivían, el acusado -R. M. B.-, "en ejecución de una estrategia preconcebida", comenzó a realizar una serie de operaciones "destinadas a apropiarse de la mayor parte del capital del matrimonio".

El fiscal asegura que el objetivo de estas actuaciones era "organizar una futura vida empresarial desvinculado de su esposa", por lo que en septiembre de 2004 R. M. B. constituyó una compañía como administrador único ante notario y dijo que se encontraba "separado judicialmente", cuando no era cierto.

Este hecho fue denunciado, lo que llevó al acusado a acudir de nuevo al notario en septiembre de 2005 para que hiciera un nuevo escrito en el que aseguró haber cometido un error al manifestar que se encontraba separado judicialmente, "al tiempo que admitía que las participaciones sociales por él suscritas tenían la consideración de gananciales".

El escrito concluye que el acusado adoptó una actitud "contumaz", lo que provocó que "reiteradamente" la representación legal de la esposa acudiese al juzgado para solicitar que el marido "cumpliera lo que estaba obligado". Para el fiscal, los hechos constituyen un delito de estafa y solicita para el acusado dos años de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio de profesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios