El 65% de los empleados del Parador secunda la jornada de paro

  • La huelga, que continuará hoy, tiene como fin frenar el ERE presentado por la empresa

Un 65% de la plantilla del Parador de la Arruzafa secundó ayer la primera jornada de huelga convocada por CCOO y UGT para frenar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la empresa, que supondría el despido de 15 trabajadores del establecimiento hotelero en Córdoba.

Este paro, en principio convocado dentro de la negociación del convenio colectivo, se ha transformado en una movilización contra el plan de reestructuración anunciado la semana pasada por Paradores de España, que fija el despido de 664 trabajadores en toda su red de establecimientos. El secretario general de la Federación de Comercio Hostelería Turismo y Juego CHTJ-UGT de Córdoba, Antonio Vacas, informó de que la huelga continuará durante toda la jornada de hoy y que se retomará el próximo 31 de diciembre y 1 de enero. Ayer, como consecuencia del paro, se anuló la celebración de un banquete nupcial y se produjeron anulaciones de reservas de clientes que visitan la capital durante el puente y que conocían las protestas de los trabajadores durante estos días. "Pedimos disculpas a las personas que se hayan visto perjudicadas por esta medida de protesta, pero tenemos que denunciar lo que consideramos una injusticia", señaló Vacas.

Ante el proceso de negociación del Expediente Regulador de Empleo, el secretario de UGT se mostró totalmente pesimista, puesto que insistió en que temen que el único objetivo de los directivos sea "hundir Paradores para que entre la empresa privada".

La plantilla del Parador de la Arruzafa está formada por 65 trabajadores, de los cuales 15 serán despedidos si finalmente no se llega a ningún acuerdo durante la negociación, que concluirá el próximo 3 de enero. Según insistió Vacas, es incomprensible que la empresa decida dejar reducida la plantilla a 47 personas "si el establecimiento cordobés es uno de los más rentables de toda la red con la que cuenta la firma".

En toda España, la empresa tiene previsto el cierre definitivo de siete establecimientos. Junto a esta medida, la compañía cerrará parcialmente otros 27 establecimientos durante cinco meses al año, por lo que 877 trabajadores, de los 948 de estos paradores, pasarán a ser fijos discontinuos y los 81 restantes verán extinguido su contrato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios