Un detenido y un herido a causa de un tiroteo en Las Palmeras

  • La víctima fue trasladada al Hospital Reina Sofía con disparos en la cabeza y en el pecho

Un conflicto entre dos familias de etnia gitana fue ayer el detonante de un tiroteo en la barriada de Las Palmeras, en concreto, en el interior de un patio de la calle Picos de Almanzor. Fuentes de la Policía Nacional informaron de que este suceso se saldó con un detenido, al que se le incautó un arma de fuego, y una víctima, un varón de 38 años, que tuvo que ser trasladado al Hospital Reina Sofía a causa de las heridas que presentaba en la cabeza y en el pecho por el impacto de perdigones de escopeta.

Los propios vecinos de la barriada dieron aviso al Servicio de Emergencias 112 cuando sobre las 16:30 escucharon una sucesión de tiros que provenían de los bloques en los que viven las dos familias enfrentadas. Tras conocer el suceso, se dio aviso de forma inmediata a la Policía Nacional y a los servicios sanitarios del 061 que se desplazaron hasta el lugar indicado. Fuentes policiales señalaron que en un primer momento se trasladaron todas las patrullas de agentes que se encontraban en servicio en la ciudad, tanto uniformados como de paisano, que montaron un dispositivo de seguridad y acordonaron la zona.

La intervención policial se saldó con la detención de un varón de 40 años, quien portaba una escopeta con la que momentos antes había disparado a la víctima. Al mismo tiempo, los servicios sanitarios atendieron en el lugar de los hechos al herido que presentaba lesiones por arma de fuego, en concreto, tres disparos en perdigones en la cabeza y 12 en el hemitórax izquierdo. Debido a la gravedad de las heridas, los profesionales del 061 finalmente decidieron trasladar al hombre hasta el Hospital Reina Sofía. Fuentes del complejo hospitalario señalaron que la víctima se encontraba consciente y que el impacto de la munición no había afectado a ningún órgano vital.

Los efectivos policiales abandonaron el lugar en torno a las 19:00 después de haber inspeccionado toda la zona, aunque el revuelo continuaba en el barrio. Muchos vecinos prefirieron recluirse en sus viviendas, mientras que otros se congregaron en pequeños grupos en puntos cercanos al bloque donde horas antes había tenido lugar el incidente. Uno de los residentes del barrio incluso se acercó a los agentes que vigilaban los alrededores para espetarle la falta de seguridad en la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios