Un desayuno lleno de ilusiones

  • El proyecto 'Mía o que hago' inaugura la iniciativa creada entre 'El Día' y 'La Caña de España'

Al estilo de un cumpleaños mañanero, una decena de niños vinculados al proyecto Mía o que hago participaron ayer en el primer desayuno solidario organizado por La Caña de España y El Día -y en el que colaboran también Onda Cero y Procono Televisión-, en el que disfrutaron de productos de la dieta mediterránea como fruta, aceite de oliva o zumo natural, además de jamón serrano y, como no, cacao instantáneo, chocolate y galletas.

Mía o que hago es un proyecto -que pronto se convertirá en fundación- creado por Bernardo Jordano y Mercedes Gordillo a raíz de que a su hija le descubrieran una alteración genética que le impide desarrollarse con normalidad. Esta iniciativa agrupa a familias con niños con problemas de desarrollo infantil, de forma que sirve para darse información sobre médicos, terapias u otros aspectos; orientar en los trámites administrativos y, por último, como ayuda económica "para que ningún niño se quede sin tratamiento por falta de recursos", explica Jordano.

Además, aclara que una vez que consigan constituirse como fundación se podrá destinar gran parte del dinero "a las familias, para pagar terapias". Otro de los puntos más importantes será establecer un diálogo con las entidades bancarias para que asuman los intereses de los préstamos que las familias con niños afectados soliciten para pagar las terapias o consultas a especialistas. "Motivación no nos falta, la tenemos cada día con nuestra hija", asegura Jordano.

En una colorida mesa y globos de adorno, los niños tuvieron un desayuno personalizado que estuvo dinamizado por un actor caracterizado de romano, muy apropiado dada la cercanía del templo de la calle Claudio Marcelo. El desayuno tuvo una segunda parte más didáctica en la que el animador les enseñó alimentos propios de una dieta sana y equilibrada. Y, como despedida, los trabajadores de La Caña de España les regalaron unas piruletas. Además, mientras sus hijos desayunaban, los padres pudieron relajarse y hablar con tranquilidad en la mesa de al lado, siempre atentos a las demandas de sus pequeños.

Los objetivos de esta iniciativa solidaria, que tiene carácter mensual, son dar visibilidad a los colectivos más vulnerables y "crear puentes" entre éstos y las personas que quieran ayudarlos, manifestó la gerente de La Caña de España, Maica Rivera. Esto ayudará a "sacarlos del aislamiento" en el que a veces viven y, a su vez, "mover conciencias, que la gente sepa que no hay que ser una persona especial para ayudar y tampoco hay que ser millonario".

Mía o que hago tiene un merchandising con camisetas y la conocida pulsera con unas gafas que se venden en el Mercado de la Seda y la Joyería Gordillo, aunque también se pueden encontrar en otros establecimientos cordobeses e incluso se han expandido por España. El positivismo que desprende Mía o que hago es uno de sus atractivos y ya ha hecho que tengan presencia en Jaén, Granada, Madrid y Asturias, entre otras.

Por su parte, Mercedes Gordillo destacó que los desayunos solidarios son "una idea maravillosa" porque en el encuentro participaron niños con necesidades y sus hermanos, que vivieron "lo más parecido a un cumpleaños". Tras esta buena experiencia, Rivera les ofreció a los padres de Mía o que hago un espacio en La Caña de España en el que puedan reunirse mensualmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios