Las denuncias por negligencias médicas suben un 126% desde 2007

  • El Defensor del Paciente recibe 261 quejas el pasado año, mientras que hace nueve eran 115

Fachada del Hospital Reina Sofía. Fachada del Hospital Reina Sofía.

Fachada del Hospital Reina Sofía. / el día

Los recortes sanitarios, la falta de personal, el bajo número de camas y el cierre de éstas, el aumento de las listas de espera, consultas masificadas y el colapso de las Urgencias son algunos de los principales síntomas del retroceso que vive la sanidad pública. Un caldo de cultivo que ha hecho que las denuncias por negligencias médicas aumenten considerablemente, según corrobora el último informe de El Defensor del Paciente. Tanto es así que desde 2007 hasta 2016, las reclamaciones recibidas por esta asociación han aumentado en Córdoba un 126,96%.

El año en el que la crisis comenzó a atisbarse la asociación recibió 115 quejas en Córdoba por posibles casos de negligencias médicas. Entonces el Reina Sofía ya aparecía entre los cinco hospitales de Andalucía más denunciados, donde se ha mantenido hasta 2015, llegando a ocupar incluso el tercer puesto. El pasado año fueron 261 las denuncias registradas y por primera vez en nueve años el complejo sanitario desapareció de los cinco primeros peor parados.

Los hospitales de Andalucía son "los que peores servicios de Urgencias tienen"

Desde 2007 las reclamaciones por presuntas negligencias a El Defensor del Paciente no han dejado de aumentar en Córdoba. En 2008 la entidad registró 151, en 2009 fueron 167, en 2010 llegaron a 181, en 2011 a 175, en 2012 alcanzaron las 192 denuncias, en 2013 las 200, en 2014 las 237 y en 2015 se alcanzó la hasta ahora cifra récord de 272. El pasado año el número bajó, levemente, hasta las 261 reclamaciones.

Los servicios y patologías más denunciadas a nivel andaluz fueron las Urgencias, Cirugía General, las listas de espera, Ginecología y Obstetricia y Traumatología. En esta ocasión Córdoba es la cuarta provincia andaluza con más quejas por supuestas negligencias. La lista la encabeza Sevilla con 753, Málaga con 730 y Cádiz con 294. Tras Córdoba se encuentran Granada con 191, Almería con 141, Jaén con 127 y Huelva con 88. En toda la comunidad autónoma El Defensor del Paciente recogió 2.585 casos.

Por primera vez las listas de espera aparecen como una de las cinco primeras causas de reclamaciones en Andalucía y "hablar de ellas es adentrarse en terreno empantanado porque los datos no son fiables", apunta la asociación. A su juicio, el protocolo empleado por las comunidades autónomas es "completamente irreal" pues al desglosar los tiempos "nos percatamos de que existe una doble o incluso triple lista de espera". La primera parte es para dar cita al paciente y en ella pueden transcurrir meses. En la segunda el paciente ya es incluido en la propia lista de espera y, una vez apuntado, el siguiente paso es el preoperatorio, pero después de realizárselo "el truco es excluirle para que deje de contabilizar". Seguidamente, "tardan meses y meses" hasta que le llaman para ser operado (como ocurre con hernias inguinales, juanetes o rotura de ligamentos, entre otras); es lo que supone la tercera parte del proceso. Es decir, para El Defensor del Paciente "es una pérdida de dinero innecesaria e incomprensible, puesto que cuando le van a operar le han de volver a repetir las pruebas" y, por lo tanto, "prima más perder el dinero con tal de que ese paciente deje de engrosar la lista".

La asociación define las listas de espera como "un atentado contra la salud y la integridad física de las personas" y hace una mención especial al "supuesto maquillaje" en el que incurre Andalucía, ya que "dado el caótico estado en el que se encuentra el sistema sanitario andaluz no nos creemos que la demora media para intervención se sitúe en la mitad de días si la comparamos con otras regiones que, sanitariamente hablando, funcionan mucho mejor". En la comunidad hay 94.500 personas esperando una intervención.

De hecho, Andalucía, "con un modelo de gestión low cost" se ha convertido en la región española con peores servicios sanitarios, indica la memoria anual de la asociación. Así, recuerda que desde que gobierna Susana Díaz ha habido un recorte de 1.600 millones de euros, 9.000 profesionales menos, el cierre de 1.400 camas hospitalarias y la comunidad está a la cola en gasto sanitario por habitante (1.000 euros al año frente a los 1.500 que destina País Vasco).

La asociación critica en su informe la actitud paternalista en la que "estamos inmersos" debido al "silenciamiento de las negligencias médicas". Así "está sucediendo" gracias a las "cláusulas de confidencialidad, que se incluyen en los acuerdos indemnizatorios por parte de las aseguradoras médicas, muy de moda durante 2016, para que la opinión pública no sea conocedora de este tipo de situaciones".

La precariedad laboral de los profesionales sanitarios "está condicionando, de forma incuestionable, la relación entre el médico y el paciente, además de devaluar la significación real que el acto médico nunca puede perder". Fruto de ello, este año ha habido un "aumento de reclamaciones de pacientes en relación a un maltrato verbal por parte algunos facultativos" debido a la crispación que sufren por sus condiciones laborales.

Por lo tanto, a juicio de El Defensor del Paciente, el Sistema Nacional de Salud necesita más profesionales y centros sanitarios "humanizados que sitúen al paciente en el centro de toda atención priorizando sus derechos y deberes".

El informe ahonda en la debilidad de la Atención Primaria, ya que el sistema instaurado no la dota de los recursos necesarios y se centra en lo que se conoce como "hospital centrismo": "parece ser que, en este país, prometer o inaugurar hospitales otorga más votos que los centros de salud", asevera la asociación. A su parecer, "si el médico de familia tuviera mayor protagonismo en la consulta de especialidades hospitalarias, se podría optimizar la gestión de la atención sanitaria".

Y al mal funcionamiento de la Atención Primaria va ligado el colapso de las Urgencias hospitalarias ya que, "si al paciente se le obstaculiza con todo tipo de trabas, su única opción para ser atendido será acudir a Urgencias". Según la memoria anual de El Defensor del Paciente, los hospitales de Andalucía "son, con diferencia, los que peores servicios de Urgencias tienen".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios