La defensa del acusado del atropello dice que su cliente se descuidó

  • El joven se enfrenta a más de tres años por arrollar a un anciano y darse a la fuga

La defensa de J. S. M. G., de 24 años y al que se le acusa de atropellar a un hombre y abandonar el lugar de los hechos sin prestar auxilio al herido, sostiene que el joven cometió una imprudencia motivada por un descuido, coger el teléfono móvil. La defensa ha explicado que el acusado, que aún no ha sido juzgado, a pesar de que el martes se informó de lo contrario, y al que las conclusiones provisionales del fiscal solicita tres años de prisión y cinco años de privación del derecho a conducir ciclomotores y vehículos a motor, cometió una imprudencia motivada por un descuido, coger el teléfono móvil.

Estas mismas fuentes han indicado que no existe indicio probatorio alguno sobre que el conductor hubiera producido el accidente a causa del alcohol y añade que no existe prueba alguna de alcoholemia. En relación al delito de omisión del deber de socorro, la defensa sostiene que la propia mecánica del accidente impidió al conductor ver el resultado del mismo y percatarse de la existencia de una víctima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios