Una dedicación educativa de 25 años

  • El IES Trassierra inicia una semana de actos para conmemorar el cuarto de siglo de vida del centrol aniversario Actividades deportivas, exposiciones, actuaciones musicales o talleres lúdicos son algunos de los actos que se desarrollarán durante esta semana para celebrar y recordar la ya larga historia del instituto.

Por sus aulas han pasado miles de alumnos y cientos de profesores y sus instalaciones se han ido adaptando a las necesidades de la nueva sociedad de la información. Poco tienen que ver las pizarras verdes y los apuntes mecanografiados con tener un ordenador por cada dos alumnos. Pero la esencia del Instituto de Educación Secundaria Trassierra no ha cambiado en sus 25 años de andadura, que ahora se cumplen y que se resumen en un "compromiso con la enseñanza", según reconoce su actual director, José Galán.

Un seguimiento personal a cada alumno y ofrecer ayudas a aquellos que presentan más dificultades son algunas de sus máximas a la hora de trabajar. "Los antiguos alumnos y docentes siempre comentan cuando vuelven que el clima de convivencia que se da aquí es muy particular y eso repercute en las buenas notas que obtienen los escolares", asegura Galán. Y es que en el IES Trassierra no sólo inciden en los contenidos académicos, sino que también hacen hincapié en el esfuerzo y la educación. "Antes nos limitábamos a impartir clases, ahora la sociedad nos ha trasladado la tarea de educar, aunque muchas veces las familias sobreprotegen a sus hijos", dice el director.

Durante esta semana, el instituto conmemora su cuarto de siglo de vida. Ayer tuvo lugar la inauguración de los actos por el aniversario, que contó con la presencia de antiguos alumnos y profesores y con la delegada de Educación, María Dolores Alonso. Durante el acto de descubrió un azulejo de cerámica realizado por los propios escolares del centro.

Este acto fue sólo el preludio de una semana cargada de momentos emotivos con los que la dirección del instituto "quiere ser un lugar de encuentro para contar lo que ha significado para el barrio". Galán también invita a "soñar" porque "cuando empecé en el año 1986, el IES estaba rodeado de huertas y nuestros alumnos eran de la Sagrada Familia o Moreras; ahora, queremos seguir creciendo y que a nuestro centro se adscriban nuevos chicos de otros centros".

Son 25 años de convivencia y entrega a la tarea de educar, un tiempo en el que "hemos entretejido lazos afectivos y somos una gran familia", asegura Galán. La prueba de ello es la cantidad de amigos que ayer se reunieron para festejar un día tan importante como el aniversario del instituto. La entrega y dedicación son los pilares de este centro que seguirá siendo un referente en el panorama educativo de Córdoba y que espera mantenerse al frente de la enseñanza otros 25 años más.

1973

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios