La crisis obliga a la UCO a reducir su presupuesto para 2013 un 9%

  • Las cuentas universitarias se cifran en 128,2 millones de euros La inversión en investigación desciende más de un 15%

Comentarios 1

Aún tienen que contar con el beneplácito del Consejo Social, pero la Universidad de Córdoba (UCO) aprobó ayer las que serán sus cuentas para 2013 y, de manera lógica, se trata de un presupuesto que llega lastrado por los efectos de la crisis y que recoge todos los puntos anunciados por el rector, José Manuel Roldán Nogueras, en las últimas semanas. Así las cosas, a la UCO no le ha quedado más remedio que reducir su presupuesto en algo más de un 9% para el próximo año y que se cifra en 128,2 millones de euros, unos 12,7 menos que este año. El gerente de la UCO, Antonio Cubero, explicó que las cuentas universitarias tienen como "grandes objetivos mantener y defender el empleo, asumir hasta donde sea posible los compromisos existentes en materia de personal, asegurar el funcionamiento de la institución con la máxima normalidad y mantener en la mayor medida posible las partidas de investigación".

Con todo ello, el presupuesto de la institución académica es una suma de reducciones en la mayoría de sus partidas. Por ejemplo, las cuentas reflejan una bajada del 8% en las transferencias procedentes de la Junta referidas a financiación operativa y prevén una disminución del 16% en las transferencias a recibir del Gobierno central. En el capítulo de contratos y convenios se prevé una rebaja del 11,5%, mientras que los derechos por tasas y precios públicos disminuyen un 2,5%. Según la información facilitada por la UCO, la partida de ingresos por intereses en cuentas y depósitos bancarios disminuye un 65,6%, mientras que la partida de insuficiencia financiera desaparece. Los gastos corrientes en bienes y servicios también arrastran los efectos de la crisis y caen un 4,68% -en 2011 la bajada ya fue del 11%-, mientras que las partidas para obras y equipamientos se reducen un 7,4%. Eso sí, desde la UCO indicaron que en esta partida no están incluidas las que corresponden al Plan Plurianual de Inversiones de la Junta. A pesar de la intención del rector de no tocar en demasía las partidas del ámbito de la investigación para el próximo año, al final también se han reducido; en concreto, un 15,6%. Las transferencias corrientes, por su parte, sí que registran un aumento -un 43,1%-, mientras que los gastos financieros se mantienen. Otra partida que sube, debido a la implantación de la contabilidad analítica en el seno de la UCO, es la reservada a nuevos desarrollos informáticos de gestión, que registra un aumento del 33,3%. Tal y como ya avanzó El Día, los vicerrectorados contarán con un 50% menos de recursos, a excepción del de Política Científica que baja un 25% y el de Internacionalización y Cooperación que cae un 40%. Los centros, departamentos, el Consejo Social, las representaciones sindicales y másteres oficiales experimentan un 25% de reducción en sus presupuestos.

Como novedad, en esta ocasión los presupuestos de la UCO incorporan el límite máximo de gasto anual, que ha quedado establecido en 165 millones de euros y que, según las mismas fuentes, "sólo se podrá sobrepasar si las obligaciones que lo rebasen tienen su fuente de financiación reconocida". El consejo de gobierno de la UCO también acordó el cierre de las instalaciones desde el 27 de diciembre hasta el 7 de enero.

Otro de los puntos alcanzados en la última sesión del año fueron los premios Santo Tomás de Aquino, que han sido para la Filmoteca de Andalucía y para la baenense Mayca Pacrias Muñoz, quien ha cedido al Instituto de Investigación Biomédica Maimónides los derechos de venta de su libro El cáncer me despertó, en el que relata aspectos que quizá pocas personas se atrevan a contar. Ambos recibirán sus galardones en el tradicional acto con que se celebra la festividad de Santo Tomás, junto al embajador de España en Ucrania, que el año pasado no pudo desplazarse a recoger el premio por obligaciones de su cargo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios