El 93% de los cordobeses que piden excedencia para cuidar a sus familiares son mujeres

  • Un total de 295 trabajadores solicitaron el permiso en 2007

Comentarios 1

Cuidar a la familia sigue siendo cosa de mujeres a pesar de los intentos de la población femenina de conseguir la igualdad. Un total de 295 trabajadores cordobeses pidieron excedencia laboral el año pasado para cuidar a algún familiar, según datos del Ministerio de Trabajo, de los que 275 fueron mujeres y sólo 20 hombres. Estos datos coinciden con un estudio sobre redes familiares elaborado por el Instituto de Estadística de Andalucía y que pone de manifiesto que son predominantemente las mujeres las que se hacen cargo de aquellos familiares que están en una situación de dependencia. En concreto, mientras que en el caso de los hombres la ayuda ofrecía es enteramente femenina, las mujeres son cuidadas por varones y hembras. Esta diferencia también se aprecia en el comportamiento conyugal. Las mujeres cuidan siempre a sus maridos; sin embargo, ellos no se hacen cargo de sus esposas cuando requieren algún cuidado.

La mayor implicación de la población femenina se debe, sobre todo, a los diferentes roles que tradicionalmente se han asignado a hombres y mujeres en el núcleo del hogar, lo que da lugar a una sociedad machista, que se extiende a todos los grupos de edad.

Según este estudio, los tipos de ayuda más corrientes son los que indican un mayor grado de autonomía, como las tareas domésticas o hacer la compra. Sin embargo, los apoyos que tienen que ver con el cuidado corporal como el aseo o la alimentación son más habituales en la provincia que en la capital como resultado, según dice el informe, de la peor salud de los cordobeses.

Ya que los cuidados a las personas dependientes se realizan habitualmente entre familiares, esta situación produce algunas consecuencias negativas para los cuidadores. Las quejas más repetidas son por la pérdida de tiempo para los asuntos personales, los efectos que conlleva sobre las relaciones con otros familiares y la carga económica que supone para estos cuidadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios