Los consumidores exigen a la Junta un reglamento autonómico para los taxis

  • El colectivo de usuarios espera que el posible aumento del número de vehículos no implique que crezcan las tarifas

La Unión de Consumidores en Andalucía (UCE-A) exigió ayer a la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta que proceda a la aprobación del reglamento de Auto-Taxis que regule el servicio del taxi en toda la comunidad autónoma, un texto que "se proyectó en 2005 y que se encuentra paralizado". La organización de consumidores señaló en ese sentido que se "está privando a la ciudadanía andaluza de un marco legal básico que garantice sus derechos y legítimos intereses, sobre todo si se tiene en cuenta la complejidad y controversia que viene acompañando a este sector".

La reacción de UCE-A se produjo ayer después de las fuertes polémicas que se están viviendo en torno al servicio del taxi tanto en Córdoba -donde los consumidores han denunciado la existencia de listas negras- como en Sevilla -donde varios usuarios han denunciado que se les exigió el pago de suplementos irregulares de hasta 50 euros en servicios de madrugada durante la pasada Feria. Por ello, UCE-A reclamó la urgente articulación de este texto legal en el que "se debe revisar al alza la ratio de licencias por habitantes, regular la transmisión de las mismas y la organización de los servicios nocturnos, así como establecer una estructura tarifaria común".

La organización de consumidores andaluces indicó que, en este sentido, apuesta por que la regulación se traduzca en una "mejora notable de los servicios prestados a la ciudadanía andaluza y que, al contrario de lo que ha ocurrido en algunas localidades, el aumento del número de taxis no revierta en el aumento del precio que los usuarios pagan por el servicio". La organización de consumidores puso en marcha en 2006 el denominado Observatorio andaluz del taxi con el objetivo de trazar un panorama aproximado de la visión que la ciudadanía tiene de este sector. Para ello, la directiva del colectivo de usuarios explicó que se realizaron una serie de encuestas telefónicas en las diferentes provincias a hombres y mujeres con edades comprendidas entre los 23 y los 65 años.

Pero el panorama del sector ha cambiado desde que se realizó aquel primer estudio. Así, este año, y con el propósito de conocer las condiciones actuales de prestación de este servicio con datos objetivos, la organización de consumidores ya ha comenzado a elaborar otro informe con la finalidad de trazar un panorama "lo más aproximado posible" del sector en los principales municipios de la comunidad. El informe analizará el número de licencias de taxi en vigor, los turnos en los que se reparten y los instrumentos de control para garantizar la prestación del servicio. Los resultados de este informe se darán a conocer en los próximos meses acompañados de las conclusiones específicas de cada municipio y de "las pertinentes reivindicaciones", indicó la UCE-A.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios