El comercio ha perdido 1.200 empleos durante este año

El sector del comercio ha perdido unas 700 empresas entre enero y octubre de este año, lo que supone una destrucción de 1.200 puestos de trabajo, y todo esto sólo en los últimos diez meses, según explicó ayer el presidente de Comercio Córdoba, Rafael Bados. Se trata de uno de los peores años para esta rama productiva que emplea a unas 12.000 personas en toda la provincia y que lleva cuatro años sumido en pérdida de beneficios. De hecho, desde el 2010 la sangría de puestos de trabajo supera los 3.000, según los datos del sector. La patronal y los sindicatos CCOO y UGT firmaron ayer el convenio colectivo -que afecta a unos 12.000 empleados- y que supone una subida salarial del 1%. Los sindicatos reconocieron que no ha sido el "acuerdo deseado" pero que la coyuntura económica obliga a "hacer esfuerzos" para mantener los puestos de trabajo en el comercio. Además de la subida salarial, el convenio incluye otras novedades sobre la apertura en festivos que correrá cargo de la decisión de cada empresario. Otro de los cambios es que, pese a la nueva reforma laboral, tanto la patronal como los sindicatos se han comprometido a debatir de nuevo el convenio cuando finalice el año, ya que tiene vigencia hasta finales de diciembre de 2013. El responsable de Comercio de UGT, Antonio Vacas, también insistió en la delicada situación y dijo que los sindicatos han hecho un "ejercicio responsable" para renovar el convenio para mantener la estabilidad en los trabajadores que ahora se enfrentan a la campaña de Navidad y las rebajas.

En cuanto a las previsiones para esta época de compras, Bados reconoció que son "poco halagüeñas" ya que el consumo sigue estando muy retraído. De hecho, pese a que en este periodo se producen contrataciones para reforzar la plantilla, esta ocasión la generación de empleo no va a se tan significativa. Bados aseguró que entre diciembre y enero se concentra prácticamente la mitad del volumen de facturación del comercio de todo el año, por lo que la evolución de esta campaña será fundamental para la supervivencia de los establecimientos. No obstante, el comercio de cercanía ya ha puesto en marcha diversas estrategias para animas las ventas a través de descuentos y promociones especiales que hagan que el consumidor se pare a comprar. El sector, por tanto, se muestra confiado en mantener las ventas y que después de 2013 se inicie el proceso de recuperación para empezar de nuevo a crear empleo y garantizar la supervivencia de las empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios