Un colegio público sortea las plazas para recibir clases en dos idiomas

  • Los padres del Colón emprenderán acciones legales el lunes si no hay solución

Comentarios 1

Los padres de los alumnos que el año que viene acceden a primero y tercero de Educación Primaria del colegio público Colón denunciaron ayer el trato discriminatorio que van a tener sus hijos. Y es que el proyecto de bilingüismo que oferta el centro educativo ha recibido este año más solicitudes que plazas, lo que ha provocado que se tenga que hacer un sorteo. Esta circunstancia ha generado un gran malestar entre los progenitores quienes aseguraron a este periódico que "hacer una rifa para ver quién puede acceder a una educación bilingüe es injusto".

Por este motivo, los padres remitieron ayer un escrito a la dirección del colegio y a la Delegación de Educación para que el sorteo, que se celebrará el lunes que vienen, "se paralice hasta encontrar una solución más justa", aseguró la presidenta del AMPA, Carmen Pedrera. Sin embargo, la portavoz de los padres señaló que la dirección no ha accedido a esta petición. Los padres criticaron además que "un centro que se hace llamar bilingüe no puede tener sólo una clase por curso " para este tipo de educación, puesto que al tener que sortear las plazas se produce un trato discriminatorio dentro de la educación que reciben los alumnos de un mismo centro escolar.

En concreto, los puestos ofertados para cada curso son 25, mientras que para primero de Educación Primaria se han presentado 41 solicitudes, prácticamente la totalidad de alumnos de cinco años que tiene el centro. En el caso de tercero de Primaria sucede lo mismo, puesto que para otras 25 plazas se han inscrito 42 niños.

Los padres denunciaron que la dirección no les ha informado del grado de desarrollo en el que se encuentra el proyecto, que lleva en marcha dos años. Algunas familias señalaron que matricularon a sus hijos en el centro por este proyecto y que en ningún momento se les dijo que las plazas podían acabar sorteándose.

El motivo de esta situación se debe a que el centro educativo solicitó en su día sólo una línea para este proyecto, por el que las clases de Conocimiento del Medio, Matemáticas y Educación Artística se imparten en inglés.

Otra de las reivindicaciones de la asociación de madres y padres del centro es que, al ser un centro de integración para niños sordos, se dote al colegio de personal en lengua de signos que dé clases en inglés ya que, si no, "tampoco podrán acceder los alumnos discapacitados", apuntó la presidenta del AMPA.

Los padres se quejan de que no han tenido tiempo para reaccionar, pero ya se han movilizado y no descartan emprender acciones legales contra la dirección del centro y la Delegación de Educación. De hecho, si el sorteo se produce finalmente, "los padres cuyos hijos queden fuera van a terminar presentando denuncias".

El AMPA espera que desde la Delegación de Educación se le dé una respuesta a esta demanda, puesto que lo contrario sería "hacer una distinción entre alumnos que tienen los mismos derechos y las mismas oportunidades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios