El cogobierno confía en que las obras del centro de ferias estén listas en 2018

  • Aún quedan "entre ocho y nueve meses" de trabajos en el edificio del Parque Joyero

  • El PP lamenta "el estado de abandono en el que ha dejado Ambrosio" el proyecto

Interior del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones, ayer. Interior del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones, ayer.

Interior del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones, ayer. / josé martínez

Finales de 2018 o principios de 2019. Este es el horizonte temporal que maneja el cogobierno para concluir las obras del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones (CEFC), que llevan paradas ya aproximadamente un año y cuyo estado actual, según han informado los arquitectos del proyecto, es de "abandono" por parte de la constructora encargada de la obra, UCOP. El teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente, lamentó ayer la actitud de la constructora, con la que en estos momentos hay abierto un expediente para la resolución del contrato, lo que impide al Ayuntamiento continuar con los trabajos hasta que este trámite esté resuelto. Los plazos son los siguientes. Aumente explicó que en septiembre se tendrá ya constancia del informe del Consejo Consultivo, un documento necesario para que la junta de gobierno local pueda, ya de manera definitiva, acordar la suspensión del contrato que aún está vigente con UCOP. Una vez que esto ocurra, el Ayuntamiento encargará el proyecto final de obra a los arquitectos y, después, se sacará a licitación. De esta manera, y según los cálculos más optimistas del gobierno municipal, a finales de este año pueden estar ya adjudicados los trabajos que restan y retomar la obra. Teniendo en cuenta que el proyecto se encuentra prácticamente a la mitad de su ejecución, todavía quedan unos "ocho o nueve meses" de obra, por lo que a finales del año que viene "o principios de 2019" el fin del Centro de Convenciones puede ser una realidad. Todo esto si se cumple este cronograma en el que confía el Ayuntamiento.

Durante este periodo la actual empresa adjudicataria, UCOP, podría recurrir a los Juzgados -como ya ha dicho que va a hacer- pero Aumente insistió en que esto no influiría en el fin de la obra, ya que las reclamaciones se centrarían en aspectos económicos, como las indemnizaciones o daños y perjuicios pero no se espera que la constructora recurra para continuar ella lo que resta de obras. Hay que tener en cuenta que la firma está en concurso de acreedores, por lo que es poco probable que pueda asumir de nuevo un proyecto de esta envergadura.

Sobre este asunto se refirió ayer la coordinadora general del PP, Beatriz Jurado, quien aseguró que le "preocupa profundamente el estado de abandono" en el que ha dejado el gobierno local el proyecto. La popular trasladó a la alcaldesa, Isabel Ambrosio, "si no es consciente de que el estado de abandono supone un abandono de la ciudad, porque este proyecto implica unos ingresos de dos millones de euros al mes a la ciudad". "Si no fuera porque está clara la incapacidad y la ineficacia en la gestión de Isabel Ambrosio, se podría cuestionar si esto es un boicot a los proyectos puestos en marcha en la anterior legislatura", según declaró Jurado, quien hizo mención también al Metrotrén, que junto con el citado proyecto "han recibido más de 20 millones de euros". Además, Jurado recordó que "Isabel Ambrosio cuando estuvo al frente de la Delegación de la Junta de Andalucía en Córdoba ya dejó en vía muerta la reforma del Palacio de Congresos, que sigue aún sin resolverse".

En este sentido, el teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente, aseguró que "lo preocupante es el negocio y la operación que hizo el PP" en la adjudicación de la obra del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones (CEFC). En declaraciones a Europa Press, el concejal subrayó que dicha situación "es la que preocupa porque eligieron a una empresa que está en concurso de acreedores y lo que ha hecho es abandonar la obra", de manera que "esa resolución la adoptó el PP".

El último informe elaborado por los arquitectos redactores del proyecto, Javier Terrados y Fernando Suárez, fechado el pasado 2 de agosto y en el que se apunta que "se hace constar que el grado de abandono a que está sometida la obra hace redundar en su deterioro progresivo". Una frase demoledora que resume a la perfección la situación actual de un proyecto en el que gran parte del sector turístico depositó muchas ilusiones y que comenzó en 2015 con la esperanza de convertirse en una realidad poco más de un año después. La realidad es que los problemas con la constructora, que desde el primer momento pidió más dinero del que ofreció por acometer los trabajos, ha ido enredando un asunto que ahora está en manos de lo que dictamine el Consejo Consultivo, al que el Ayuntamiento ha recurrido para que ofrezca su dictamen sobre la conveniencia de rescindir el contrato con la constructora UCOP.

El informe elaborado por los arquitectos se produce a petición de los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo, con el objetivo de "describir el estado actual de actividad en la obra". El resultado no puede ser más desalentador. Así, si durante los último meses la empresa constructora ha mantenido al menos un retén en el edificio del Parque Joyero, el verano ha sido la excusa perfecta para dejar completamente sola una obra que contaba con un presupuesto de más de diez millones de euros. "En la mañana del día 2 de agosto de 2017 se gira visita a la obra" por parte de los arquitectos, asegura el documento, que constatan que "la oficina de obra se encuentra clausurada" y que la obra "sigue sin actividad ninguna, completamente cerrada y sin ningún tipo de personal dependiente de la empresa constructora. Es imposible por tanto disponer del libro de órdenes o el libro de incidencias", apunta el informe, que incluye con la contundente frase destacada al inicio, que el Parque Joyero está sometido a un grado de abandono que hace redundar en su deterioro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios