Las cofradías inician su obra social al colaborar con Cáritas en un asilo

  • La Agrupación destina 40.000 euros para el primer año de funcionamiento de la residencia de ancianos San Pablo, cuya apertura está prevista el próximo enero

La residencia de ancianos San Pablo, un edificio localizado en el Campo de la Verdad y destinado a alojar a 40 mayores que carezcan de una vivienda y cuenten con una mala situación económica, representará la primera actuación de la obra social conjunta de las cofradías que promueve la Agrupación de Hermandades. Así lo explicó a El Día el presidente del colectivo cofrade, Juan Villalba, al dar a conocer uno de los puntales del programa que pretende desarrollar en los cuatro años de mandato que aún le quedan por delante. Según informó Villalba, el convenio que aprobó la asamblea de hermanos mayores comprende el apoyo económico y humano a Cáritas Diocesana para el funcionamiento del asilo, un edificio todavía en obras pero que tiene prevista su inauguración para el próximo enero.

Las cofradías, gracias a la obra social que impulsa la Agrupación, realizarán una primera donación de 40.000 euros para subvencionar parte del desembolso que Cáritas Diocesana ha de realizar para la apertura de la residencia de ancianos. Al margen del compromiso económico, Villalba señaló que las cofradías se encargarán también de aportar un "ejército de voluntarios para que colaboren con el personal profesional". Este grupo, que procederá de las diferentes corporaciones tanto de Penitencia como de Gloria de la capital, se encargará de funciones como el acompañamiento de los mayores, las tareas de lavandería o la simple colocación de la mesa para que los ancianos almuercen y cenen.

Tras la firma del convenio con Cáritas, Villalba alcanzará un reto que se fijó en su mandato anterior (1987-1995). Él mismo explicó que, con motivo de la coronación canónica de la Virgen de la Fuensanta, en 1994, impulsó una obra social igualmente de carácter conjunto que consistía en la puesta en marcha de una residencia de mayores. Sin embargo, pese a que contaba con el visto bueno del obispo José Antonio Infantes Florido y hasta se llegaron a plantear las posibles sedes -San Pedro de Alcántara y el antiguo cine Andalucía-, el proyecto no se llevó a cabo. Ahora, 14 años después de aquel primer intento, Villalba ha logrado "convertir aquel sueño en realidad".

Sin embargo, la apertura de la residencia de ancianos San Pablo -que recibirá el nombre del apóstol al coincidir con la conmemoración del año paulino- no será la única actuación que desarrolle la obra social del equipo actual de la Agrupación. El presidente del colectivo cofrade adelantó que está trabajando en la preparación de un "gran concierto" en uno de los barrios más deprimidos de la ciudad para ayudar a aquellas personas que dispongan de menos recursos económicos. Aunque el lugar de celebración todavía no está definido, Villalba precisó que uno de los barrios que se barajan para el desarrollo de este certamen de marchas procesionales es el Campo de la Verdad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios