Una carta para pedir paz y salud

  • Médicos Sin Fronteras celebra un diálogo entre Antonio Gala y el presidente de la organización en Españal solidaridad La organización cierra su campaña de promoción en Córdoba, que comenzó el pasado 27 de noviembre.

Médicos Sin Fronteras (MSF) celebró ayer un acto en el Teatro Góngora para celebrar la clausura de la campaña que la organización ha desarrollado en Córdoba desde el 27 de noviembre con un Diálogo sin fronteras entre el escritor Antonio Gala y el presidente de MSF España, José Antonio Bastos.

Pero antes de comenzar este diálogo, el autor cordobés leyó una carta a los Reyes Magos en la que reflexionaba sobre la violencia. "Hace años escribí una carta. No obtuvo respuesta ni en palabras ni en hechos, por eso propongo que la firmemos hoy todos juntos para ver si la unidad hace la fuerza", comenzó Gala.

Así, el escritor se dirigió a Sus Majestades, que cuando llegaron a Belén se encontraron "con el espectáculo más frecuente del mundo, una mujer con un niño en sus brazos". "Donde alguien hubiera visto una vulgaridad vosotros visteis a Dios", añadió. Hoy en día "los hombres de buena voluntad dependemos cada vez más de los que no la tienen", por eso Gala pidió en su carta "paz sin condiciones o que hagáis a todos los hombres de buena voluntad" porque "sino nada tendrá sentido, ni la mujer, ni el niño ni el coro de ángeles".

Para el escritor la paz es "el gozoso derecho a vivir sin agresiones, exprimiendo las posibilidades del mundo para que seamos más humanos, es la flor de la justicia y la solidaridad, es un concepto previo a todos los otros que por lujosos que sean son un lujo posterior a la paz".

Gala continuó su carta explicando que la historia se cuenta por las guerras e incluso "hay quién piensa que la historia del hombre empezó con el golpe de Caín a Abel" y que "todas las cosas malas, incluso la muerte, vinieron a través de la manzana". Hoy en día "no estamos a tiempo de conseguir la inmortalidad pero sí la vida", algo a lo que ayuda MSF.

El autor cordobés manifestó que "no hay proyecto más limpio que la salud, los demás son proyectos pasajeros" y "para ser humana la humanidad necesita paz y salud, no gobernantes imbéciles". Por ello, pidió en esta misiva "que los médicos sin fronteras no sean perseguidos" y que luchemos "por ayudar a quienes ayudan". "Que nos levantemos hombres y pueblos para ir como quien va a la guerra pero para hacer la paz", matizó.

Tras esta carta, Gala y Bastos mantuvieron un diálogo sobre la violencia y sus consecuencias físicas y psicológicas que se abrió a la participación del público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios