El carril-bici cuenta sólo con el 50% del trazado previsto en 2001

  • Los usuarios denuncian que espacios como la avenida de Carlos III o el barrio de Noreña tienen sus viarios "invadidos" por aparcamientos · Consideran "escasas" las 38 bicicletas para el uso público

El trazado que el carril-bici cubre actualmente en la capital está aún muy lejos del que figura en el plan municipal que se aprobó en 2001. En concreto, según los datos facilitados a El Día por la Gerencia de Urbanismo, los espacios reservados para la circulación de las bicicletas apenas si llegan ahora a 34 kilómetros, prácticamente la mitad de los 70 que el gobierno de Rosa Aguilar vendió, como suele decirse, a bombo y platillo tras la negociación que mantuvo durante años con los colectivos de usuarios de la bicicleta. Precisamente, una de estas asociaciones, la plataforma Carril-bici, ha denunciado recientemente la situación en la que se encuentra el asunto e incluso se opone al número de kilómetros construidos que ofrece Urbanismo. El portavoz de la plataforma, Gerardo Pedrós, sitúa en 25 la distancia de carril-bici con la que cuenta la capital en la actualidad.

La denuncia de los usuarios de este tipo de viarios no queda simplemente en el "escaso" porcentaje de ejecución de las obras. También arremeten contra los tramos que se emplean como plazas de aparcamiento e impiden la circulación de bicicletas. A este respecto, el representante de carril-bici cita, por ejemplo, los casos de la avenida de Carlos III y numerosas zonas de Noreña, uno de los barrios en los que se han creado los últimos viarios. Según la información facilitada a este periódico desde el Área de Urbanismo, desde el Consistorio "se está trabajando" para tratar de evitar que los ciclistas tengan que desviarse y salir del carril-bici por el que circulan para seguir circulando.

La realidad de fondo que guarda el proyecto del carril-bici para Córdoba, uno de los primeros que vieron la luz en la ciudad, va más allá. Aquel documento contempla escenarios del Casco Histórico en los que es prácticamente imposible la construcción de este tipo de viarios, un extremo que lleva a pensar a que quienes promovieron este plan fueron, tal vez, algo ambiciosos con sus pretensiones Sin embargo, para tratar de compensar la pérdida de kilómetros de la zona del Casco Histórico, el Ayuntamiento cuenta con la baza de los más de 50.000 metros cuadrados de espacios semipeatonales que hay en la ciudad. Aunque no se trata de carril-bici propiamente dicho, por estos enclaves pueden circular libremente las bicicletas junto a los peatones, los servicios de emergencia y transportes públicos.

Al hilo del análisis del carril-bici se encuentra otra de las reivindicaciones más repetidas por la plataforma que encabeza Pedrós. Según el representante del colectivo de usuarios de este vehículo, las 38 bicicletas públicas que diariamente ofrece el Ayuntamiento a través de la empresa JC Decaux son "a todas luces insuficientes". El portavoz de la plataforma alude a los casos de Sevilla o Barcelona, por citar algunas capitales de provincia, para criticar la "mala" negociación que hizo el gobierno local con la empresa que gestiona las bicicletas. Estas dos ciudades ponen en servicio cada día varios miles de vehículos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios