Una campaña da a conocer las claves sobre la producción y el etiquetado del huevo

  • Únicamente el 2% de los andaluces sabe identificar el código marcado sobre la cáscara del alimento

Comentarios 0

La Organización Interprofesional de Huevo y sus Productos (Inprovo) informó ayer de que, según las conclusiones de la encuesta Huevómetro sobre los hábitos de consumo del huevo, sólo el 2% de los consumidores andaluces identifica correctamente el código impreso en este alimento. La presentación de estos datos se enmarcan en la campaña informativa El huevo, de etiqueta que tuvo lugar ayer en el Mercado de la Corredera a cargo de la organización.

Así, el huevo es un alimento básico en la cesta de la compra. Según los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), el consumo de huevo en los hogares andaluces en 2015 fue de 123 por persona, lo que implica un 17% de las 6.000 unidades consumidas en total en España. En este sentido, estos datos están por debajo de la media nacional, con 135 huevos consumidos per cápita. La campaña tiene como principal objetivo "informar a consumidor sobre la trazabilidad del huevo, indicada en su marcado y etiquetado", según apuntó la directora de Inprovo, Mar Fernández. La información que proporciona el etiquetado y marcado está al alcance de todos los consumidores. Por tanto, el envase de los huevos y el código impreso en la cáscara permiten identificar su trazabilidad, e implica una herramienta de control en materia de seguridad alimentaria. Además, facilitan la elección de los huevos que más se ajustan a sis preferencias en cada momento.

La mayoría de españoles suele leer las etiquetas de los productos pero esta práctica disminuye al comprar huevos. Así, la campaña ha facilitado las claves para reconocer la información que hay detrás de este etiquetado. Empezando por el primer número del código marcado, el consumidor conoce el sistema de producción al que pertenece. El resto de dígitos indican el país productor, la provincia, el municipio y la granja de origen. En este sentido, existen cuatro números referentes al sistema de producción. El cero indica que el huevo procede de producción ecológica; el uno significa que las gallinas son camperas; el dos, que éstas son criadas en el suelo, y el tres marca que los animales están recluidos en jaulas. Según Inprovo, el 97% de las gallinas en Andalucía se encuentran en jaulas, sin embargo, todos los sistemas de producción garantizan la calidad del huevo y el bienestar animal.

Por otro lado, los aspectos que más preocupan a los andaluces son la sanidad y la alimentación de la gallina, pero la mayoría de los consumidores desconoce la existencia de normas que garantizan una producción sostenible.

más noticias de CÓRDOBA Ir a la sección Córdoba »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios