Una ola de calor africano subirá otra vez el mercurio hasta los 40 grados

  • Protección Civil mantiene la alerta amarilla en Córdoba, que significa bajo riesgo

La masa de aire africano que ha llegado a la península propiciará que los termómetros vuelvan a partir de hoy a rondar los 40 grados en Córdoba, una situación que está previsto que se prolongue hasta el viernes.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Ángel Rivera, informó ayer de que el presente episodio de calor será menos intenso de lo previsto y aseguró que las primeras predicciones apuntaban a que los termómetros subirían en algunos puntos hasta 44 grados. Según los datos de este organismo oficial, las temperaturas se mantendrán altas fundamentalmente en el sur peninsular aunque posiblemente las temperaturas no lleguen a ser tan altas como afirmaban las predicciones iniciales. Según las predicciones de la Agencia de Meteorología, en Córdoba se registrarán hoy 39 grados de máxima y 40 el miércoles, unos valores que descenderán progresivamente a partir del viernes, cuando se prevén unos 37 grados.

Ángel Rivera precisó que tras el fin de semana -en el que los valores han sido muy elevados en muchos puntos- las temperaturas descendieron ayer entre dos y tres grados, e informó de que hoy volverán a repuntar y a alcanzar los 40 ó 41 grados en varios lugares. El meteorólogo aseveró que ni las temperaturas ni el número de días durante los cuales se van a repetir suponen una situación excepcional durante estas fechas.

Según los datos facilitados por Rivera, el sábado se registraron valores máximos en Córdoba (40,9 grados), Jaén (39,7), Sevilla (39,3), Toledo (40), Ciudad Real (39), Zamora (38,5), Badajoz (38,7) y Madrid (39,3). Similares temperaturas volverán a repetirse a partir de hoy, cuando haya cesado la influencia de aire atlántico que entró el pasado domingo por el Noroeste de la península y que ha propiciado que los valores máximos descendieran entre dos y tres grados centígrados.

Entre el jueves y el viernes, otra entrada de aire atlántico provocará de nuevo que se alivien un poco las temperaturas y que las máximas vuelvan a descender, detalló el portavoz de la Agencia de Meteorología, que precisó que las temperaturas continuarán siendo propias del verano.

En cualquier caso, Protección Civil mantiene la alerta amarilla en la provincia, un nivel de alarma que significa riesgo bajo para la población en cuanto a los efectos adversos del calor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios