Las calificaciones de VPO se multiplican por 25 pero se entregan sólo 120 pisos en tres meses

  • Presentan 1.130 solicitudes para construir un piso protegido pero las ventas siguen siendo mínimas

Comentarios 1

La vivienda sigue sin entender que lo que es el exceso lo que lleva al vicio. Igual que se produjo un boom del mercado de la vivienda libre, ahora va camino de producirse una explosión de construcción de viviendas protegidas, aunque no quede nada claro que el cliente medio tenga acceso a las condiciones cualificadas que exige la banca. El crecimiento es enorme porque, entre otras cosas, se parte de números ridículos ya que la iniciativa privada ha estado despreciando este tipo de segmento.

Según los últimos datos, se presentaron 1.130 calificaciones de VPO en la provincia de Córdoba lo que multiplica por 25 las 46 que se registraban en el mismo trimestre del año pasado. El crecimiento de las entregas es proporcional pero desde unos números más modestos, fruto de que tanto públicos como privados han estado años ajenos al segmento de la vivienda social. Según las estadísticas oficiales, el crecimiento interanual de ventas de VPO supera un incremento del 250%. El problema es que en tres meses se han entregado 120 pisos mientras que hace un año, la cifra fue verdaderamente ridícula: se vendieron cinco VPO en los 75 municipios de la provincia de Córdoba.

La actividad de la vivienda protegida acaba de pasar dos hitos de gran relevancia a escala autonómica y nacional. El primero es el convenio entre la banca y la Junta para fijar criterios objetivos para la concesión de un préstamo para la adquisición de una vivienda protegida. El segundo es la reciente aprobación del plan de vivienda del Gobierno, realizado por el departamento que dirige Beatriz Corredor y que supone nuevos cambios normativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios