La borrasca abandona Córdoba tras dejar otros 14 litros de agua

  • El temporal de lluvia y agua provoca incidencias en 14 puntos de la provincia y los bomberos tuvieron que intervenir para sanear cornisas y retirar árboles caídos

El agua que empapó la ciudad desde la medianoche y, sobre todo, las fuertes rachas de viento provocaron ayer incidencias en 14 puntos del callejero que requirieron la intervención del Área de Infraestructuras del Ayuntamiento y del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS). La lluvia fue continua a lo largo de la noche y alcanzó su máximo apogeo sobre las 07.30. Después del mediodía sólo cayeron chubascos débiles y, por la tarde, el frente borrascoso procedente del Atlántico empezó a dar tregua y el sol salió puntualmente.

En total, la borrasca descargó sobre la capital 14 litros de agua por metro cuadrado, según los datos facilitados por el observatorio del Instituto Nacional de Meteorología (INM) situado en el Aeropuerto. El miércoles, las nubes descargaron otros 28 litros de agua, aunque los incidentes fueron menores debido a la ausencia de fuertes rachas de viento.

Al filo de las 08.00, los bomberos tuvieron que retirar una valla en la calle Escritor Conde de Zamora y, pasadas las 09.00, la acumulación de agua causó problemas en el túnel ubicado junto al centro comercial Carrefour Zahira, informó el SEIS. Los bomberos también recibieron dos llamadas que alertaba de sendas caídas de árboles a causa del viento junto al Obispado y en la Cañada Real Soriana. En este caso, la vegetación causó problemas en el tendido telefónico. El Área de Infraestructuras también se tuvo que emplear a fondo para luchar contra los efectos del temporal.

Según informó la teniente de alcalde del ramo, Rosa Candelario, los operarios retiraron nueve árboles y seis ramas, que posteriormente fueron trasladadas a los vertederos municipales. Los problemas se produjeron en todo el callejero, desde la avenida de América a la calle Marbella -situada en el Sector Sur- o a Isla Gomera -en Arroyo del Moro-. Poeta Valdelomar Pineda, la Carretera de Castro, la plaza del Cardenal Toledo y las calles Torrijos y Cárcamo también sufrieron los efectos del temporal.

Ayer por la tarde, el Instituto Nacional de Meteorología (INM) desactivó la alerta amarilla -equivalente a un riesgo bajo- y decretó el nivel verde, que se mantendrá durante todo el fin de semana. Hoy viernes, sin embargo, el cielo permanecerá inestable, pero la probabilidad de lluvia desciende a un 40 por ciento frente al cien por cien de ayer. El INM prevé que la temperatura máxima alcance los 16 grados, mientras que la mínima se estancará en ocho. El termómetro no descendió ayer de los diez grados, nivel alcanzado por la madrugada. La previsión es que el fin de semana los cielos se mantengan cubiertos, aunque la cabalgata de Reyes se estima que no correrá peligro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios