Las bases de IU incrementan su poder de cara a las asambleas

  • La organización lanza un toque de aviso al PSOE sobre la estabilidad municipal

La asambleas locales de Izquierda Unida en la provincia de Córdoba elegirán al 90% de los delegados de esta formación que acudirán a las asambleas andaluza y federal, y no al 50%, como marcan los estatutos de la organización. Ésta decisión fue adoptada ayer en el el consejo provincial de IU, que se reunió en la localidad de Palma del Río. Dicha iniciativa fue calificada como "valiente" por el coordinador provincial, Francisco Martínez, ya que forma parte "de la recuperación del proyecto, en la que hay que darle voz a la militancia porque la renovación nace desde las bases".

De esta forma, si hasta ahora las asambleas locales habían elegido a la mitad de los delegados y la otra lo había hecho el máximo órgano provincial, en esta ocasión, este último sólo elegirá al 10% de las personas que representarán a Córdoba en los procesos congresuales que la coalición celebrará en Andalucía en octubre y a nivel nacional en el mes de noviembre. Las fechas de celebración de las asambleas fueron ampliamente debatidas dentro de la organización, que estaba dividida en torno a realizar este proceso interno antes o después de las últimas elecciones generales

Además, los miembros del consejo provincial también abordaron una resolución sobre la situación de varios ayuntamientos de la provincia, en los que la coalición de izquierdas denunció la actitud de los representantes institucionales del Partido Socialista, a los que la dirección política de IU reclamó que recuperen "la democracia y la participación".

Según Martínez, los representantes de su formación política "están muy preocupados" por la actitud de los socialistas y advirtió "que todo tiene un límite". El coordinador provincial manifestó que, aunque existen conversaciones, si éstos no cambian o su partido "los hace cambiar, valoraremos lo que podemos hacer".

Se trata de una situación que IU ya denunció hace varias semanas y que afecta desde hace tiempo a ayuntamientos como el de Pozoblanco, La Rambla, Nueva Carteya o Montalbán, entre otros, donde, tanto en el gobierno municipal como en la oposición, se dan situaciones "que llegan incluso al insulto personal". IU y PSOE mantienen en estos momentos un pacto de estabilidad de índole provincial.

Para el responsable de IU, "la regeneración democrática y participativa" que necesitan estos ayuntamientos "no pasa por el PP, sino que se hace con IU", de ahí "el llamamiento" que se realizó ayer al PSOE, al que ha recordado que "el mensaje de giro a la izquierda que lanza en sus congresos no coincide con lo que está haciendo en los ayuntamientos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios