Una asociación reclama que no se le dé dinero a los aparcacoches

  • Los Califas insta a los vecinos de Poniente que denuncien la situación de las calles

La Asociación de Vecinos Los Califas, de la zona de Poniente, ha emprendido una campaña en el barrio para evitar que los vecinos le den dinero a los gorrillas o aparcacoches irregulares que utilizan esta actividad en la zona para obtener dinero a costa de amendrentar a los vecinos. La entidad vecinal ha repartido mensajes en los vehículos del barrio reclamando a los ciudadanos que dejen de pagarle dinero a estas personas, sobre todo, si se producen episodios de "acoso o amenazas", que han sido denunciados en numerosas ocasiones ante los responsables de seguridad por parte de los responsables vecinales de la zona.

El mensaje de la asociación de vecinos es nítido. No pagar, no discutir y, sobre todo, llamar a la Policía Local o Nacional para que tenga constancia de estos hechos. Los vecinos han realizado diversas protestas por las peleas que tienen lugar entre los aparcacoches y, a su vez, por la presión que ejercen ante los vecinos. La zona preferida por los gorrillas, tanto ciudadanos españoles como extranjeros, es la que rodea la plaza de toros así como determinados emplazamientos de un uso ciudadano habitual como el centro de salud de Poniente.

La asociación de vecinos reclama en su mensaje de forma encarecida que se dé aviso a la Policía para que quede constancia de cada problema que tenga un vecino a la hora de estacionar su vehículo. Los responsables policiales aducen, cada vez que se le ha requerido sobre este asunto, que no existen denuncias de ciudadanos sobre esta cuestión. La razón es que los hechos no suelen revestir gravedad por lo que la mayor parte de las veces se opta por ni siquiera informar a las autoridades de estas cuestiones. En su mensaje, que está siendo repartido por el barrio, el colectivo vecinal reconoce que sólo las denuncias de los vecinos puede acabar "erradicando este problema que padecemos tanto los habitantes como los comerciantes de la zona".

En los últimos meses, diversas ciudades han puesto medidas contra la proliferación de gorrillas, una actividad que comenzó a desarrollarse entre la población drogodependiente y ahora ejercen muchos extranjeros. Sevilla ha aprobado una ordenanza que sanciona esta práctica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios